Notimex
Ciudad del Vaticano.- El Vaticano busca poner punto final al escándalo público desatado por el obispo canadiense Raymond John Lahey, acusado de posesión pornografía infantil, y por ello este fin de semana nombró un prelado en su lugar.

El sábado la Sede Apostólica anunció el nombramiento de Brian Joseph Dunn, hasta ahora obispo auxiliar de la diócesis de Sault Sainte Marie, como nuevo responsable de la demarcación eclesiástica de Antigonish.
Ciudad del Vaticano.- El Vaticano busca poner punto final al escándalo público desatado por el obispo canadiense Raymond John Lahey, acusado de posesión pornografía infantil, y por ello este fin de semana nombró un prelado en su lugar.

El sábado la Sede Apostólica anunció el nombramiento de Brian Joseph Dunn, hasta ahora obispo auxiliar de la diócesis de Sault Sainte Marie, como nuevo responsable de la demarcación eclesiástica de Antigonish.

Hasta el pasado 26 de septiembre Lahey -de 69 años- era obispo de Antigonish, provincia de Nueva Escocia; ese día el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la diócesis, que guiaba desde 2003, en medio de un escándalo judicial.

Todo comenzó el 15 de septiembre cuando agentes de la policía aduanal lo detuvieron en el aeropuerto de Ottawa tras un `control de rutina` sobre su computadora personal y `otros instrumentos de comunicación`.

En la memoria de la máquina, decomisada por los uniformados, se encontró material pedo-pornográfico. Tras permanecer arrestado durante unas horas el religioso fue puesto en libertad.

Las investigaciones posteriores llevaron a las autoridades a incriminarlo de cargos por `posesión e importación de pornografía infantil` y emitir un mandato de arresto.

Tanto El Vaticano como la Iglesia canadiense ha manifestado su `consternación` por el caso además de solicitar a las autoridades policiales llegar al fondo del asunto.

Fuentes de la Sede Apostólica confirmaron a Notimex que el episodio fue `sorpresivo` y sugirieron la posibilidad que se inicie un juicio eclesiástico contra del prelado por sus acciones.