Tijuana, Baja California.- El Gobierno de Baja California, en el noroeste de México, suspendió hoy las clases en las escuelas públicas de Tijuana, Tecate y Rosarito, en la franja fronteriza con California (EU), por el humo del incendio que azota el sur de ese estado estadounidense.
Las autoridades de Baja California recomendaron también a los habitantes de las tres localidades que no salgan de sus casas, salvo en caso de urgencia, por los efectos nocivos de la humareda que llega del otro lado de la frontera y que ha teñido de gris los cielos de ese territorio mexicano.

Por su parte, el servicio de Protección Civil estatal y el del municipio de Tijuana, ciudad vecina de San Diego, informaron de que se mantiene la alerta en la zona por la proximidad del fuego con el punto limítrofe Tecate (México)-Tecatito (EU).

Sin embargo, aclararon que, por la dirección de los vientos, se presume que el incendio finalmente no cruzará a territorio mexicano.

De momento las instalaciones de ese puesto fronterizo permanecen cerradas por precaución, así como las carreteras interestatales mexicanas que llegan hasta allí.

En Tijuana, el subdirector del cuerpo de Bomberos, Rafael Carrillo, informó de que cuatro unidades con 20 efectivos acudieron ayer a la vecina Tecate para apoyar a sus homólogos de California.

Los fuertes vientos que azotan el sur de California dejaron hoy sin control los incendios que afectan el área de Malibú, enclave de celebridades de Hollywood, por lo que las llamas amenazaron con extenderse por una región que, debido a la sequía, es fácil pasto de estas.

Residentes de unas diez mil viviendas al noreste de San Diego tuvieron que desalojar sus residencias en las últimas horas, después de que los vientos propagaron los incendios que comenzaron en Malibú y azotan la zona desde el domingo.

La sequedad del terreno y los fuertes vientos han dejado un muerto y al menos 17 heridos.