Johannesburgo.- Los obreros del estadio de Mbombela, cerca de Nelspruit, en el nordeste de Sudáfrica, destinado a organizar partidos de la Copa del Mundo de fútbol 2010, aceptaron este viernes suspender su movimiento de huelga después de una semana de paro, según su sindicato.
"Los obreros reanudarán el trabajo el lunes", declaró a la AFP George Ledwaba, representante local del Sindicato Nacional de Mineros (NUM), después de una sesión de negociaciones con la dirección del estadio Mbombela.

Ledwaba precisó que las negociaciones iban a continuar y que el sindicato podría volver a la huelga de aquí a quince días si las peticiones de los obreros no se ven satisfechas.

Los trabajadores reclaman que su salario por hora, actualmente de 10 rands (cerca de un euro), sea aumentado a 19 rands.

Cerca de un millar de obreros de este estadio se declaró brevemente en huelga en noviembre y de nuevo a principios de diciembre para reclamar una prima y un abono transporte.

El año pasado, los huelguistas también ralentizaron los trabajos en los estadios de Durban (este) y El Cabo (suroeste). Pero los organizadores han afirmado siempre que los preparativos para este primer Mundial organizado en Africa cumplen los plazos.Los trabajadores reclaman que su salario por hora, actualmente de 10 rands
(cerca de un euro), sea aumentado a 19 rands.

Cerca de un millar de obreros de este estadio se declaró brevemente en
huelga en noviembre y de nuevo a principios de diciembre para reclamar una
prima y un abono transporte.

El año pasado, los huelguistas también ralentizaron los trabajos en los
estadios de Durban (este) y El Cabo (suroeste). Pero los organizadores han
afirmado siempre que los preparativos para este primer Mundial organizado en
Africa cumplen los plazos.