Los incrementos tienen lugar después de las caídas de la inflación en los últimos tres meses de 2008 debido a la recesión en la que se encuentra el país.
Washington, EU.- La inflación estadounidense siguió aumentando en el mes de febrero, cuando escaló un 0.4 por ciento, la mayor subida en siete meses en un momento en que el país combate una profunda recesión hoy el Departamento de Trabajo en Washington.

La cifra, que tiene descontados los efectos estacionales, sigue al incremento del 0.3 por ciento registrado en enero.

Los incrementos tienen lugar después de las caídas de la inflación en los últimos tres meses de 2008 debido a la recesión en la que se encuentra el país.

El incremento mensual se debió al encarecimietno del petróleo, la ropa y los automóviles, mientras los precios de la energía se dispararon un 3,3 por ciento y los de los alimentos cayeron un 0,1 por ciento. Lo costes de la energía han aumentado un 29,2 por ciento desde julio.

Excluyendo precios de productos más volátiles como los alimentos y la energía, la inflación de febrero aumentó un 0,2 por ciento.

Las nuevas cifras sirven para mermar las preocupaciones de que la política de la Reserva Federal estadounidense de fijar tasas de interés récord a la baja para reactivar la economía pudieran causar deflación. Se espera que el banco emisor mantenga la tasa de entre el 0 y el 0,25 por ciento en la reunión de hoy miércoles.