El Universal
El conductor del transporte concesionado que es un promotor de la lectura entre los capitalinos busca que su proyecto iniciado meses atrás nos e quede en "una excelente idea"
Ciudad de México. El creador del concepto "Taxi-librería", Juan Manuel Landeros, solicitó el apoyo del Gobierno del Distrito Federal (GDF) para que su idea pueda extenderse en la ciudad de México y seguir con su labor para fomentar el hábito de la lectura entre los capitalinos.

En mayo pasado, Landeros fue reconocido por el GDF, a través de la Secretaría de Educación capitalina, por su "invaluable aportación en el fomento a la lectura entre la población de la ciudad de México", acto que le satisface porque reconoce su esfuerzo.

Sin embargo, él solicita apoyo económico a las autoridades del Distrito Federal para lograr que su proyecto no se quede en una "excelente idea", y logre fomentar el hábito de la lectura entre los ciudadanos.

"Solicito apoyo económico para la adquisición de los libros y si se puede  financiamiento para un automóvil, debido a que el que manejo no es mío y por lo tanto debo entregar cuentas".

Con una unidad propia, dijo, podría tener más tiempo para promover este proyecto con las editoriales y hacerlo crecer.

Landeros recorre a diario la ciudad de México. Es impredecible cual será el recorrido de cada pasajero. A diario labora en el sitio de taxis ubicado afuera del Centro Comercial Perisur, en avenida Insurgentes y Periférico Sur, en la delegación Coyoacán.

A poco más de seis meses de haber emprendido su proyecto personal en la megalópolis, Juan Manuel a diario disfruta compartir los tesoros que por años lo han acompañado: sus libros. "Siento una gran satisfacción porque están reconociendo un pequeño esfuerzo que estamos haciendo para cambiar el rostro de la ciudad de México".