LA JORNADA
México, D.F. .- En lo que representa una nueva intentona de las televisoras para echar abajo en tribunales la reciente reforma al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), que impide a particulares la contratación de propaganda electoral, Televisa siguió los pasos de Tv Azteca e interpuso un amparo por considerar inconstitucional dicha enmienda.
Sin embargo, la juez que recibió la demanda de garantías negó de entrada la suspensión provisional del acto reclamado a Televisa y sólo admitió a trámite la petición del amparo.

En tanto, este viernes se efectuará la audiencia incidental a partir de la cual otro juzgado determinará si se suspende definitivamente la multa de 5.2 millones de pesos impuesta a Tv Azteca por el Instituto Federal Electoral (IFE) ante la negativa de la emisora a transmitir los mensajes de diversos partidos políticos.

Respecto de la demanda de amparo que presentó Televisa, fuentes judiciales revelaron que fue el juzgado séptimo de distrito en materia administrativa de la ciudad de México el que admitió a trámite el recurso.

Televisa impugnó 14 artículos del Cofipe, entre ellos el 49, que impide a particulares contratar anuncios en televisión para promover la imagen de un candidato del partido político que sea.

En su demanda de amparo Televisa señaló que el Cofipe no es una ley que garantice la equidad entre los contendientes en una campaña política, ya que beneficia a los candidatos de partidos fuertes como PRI, PAN y PRD.

Aunque el juicio de amparo no procede en materia electoral, pues así lo señalan diversas tesis de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la juez séptima de distrito, Leticia Flores, únicamente se limitará a estudiar las normas que regulan la actuación del IFE como autoridad administrativa con facultades jurídicas en materia de radio y televisión.

Por otro lado, este viernes el juzgado 13 de distrito en materia administrativa revisará el caso del amparo solicitado por Tv Azteca contra una multa del IFE.

Es posible que el órgano jurisdiccional ratifique una suspensión y la conceda de manera definitiva, lo que le permitiría a la televisora dejar de preocuparse varios meses por su responsabilidad de pagar la sanción económica de 5.2 millones de pesos.

Al respecto, Elisur Arteaga Nava, abogado constitucionalista y experto en materia de amparo, consideró en entrevista con La Jornada que mientras subsistan los "resquicios legales" que permite la Ley de Amparo vigente, los grandes emporios televisivos seguirán dejando al IFE como una institución inoperante y sin facultades de sanción.

"Si todos los que sean sancionados por el IFE se van al amparo, y las multas se van a hacer efectivas hasta dentro de uno o dos años, cuando se resuelva la sentencia judicial en definitiva, entonces estamos frente a un instituto mermado e inoperante", advirtió el jurista.

Agregó que en materia electoral los jueces federales deberían ser más exigentes y en todos los casos negar la petición de suspensiones, para que cualquier quejoso demuestre en un juicio que, efectivamente, fue víctima de algún abuso del IFE, pero antes pague su multa, "y si al final de juicio de amparo demuestra que tiene la razón, que se le restituya su dinero".

Por otro lado, el consejero Marco Antonio Gómez Alcántar, quien encabeza el Comité de Radio y Televisión del Instituto Federal Electoral, dio a conocer que les fue informado "que Televisión Azteca está transmitendo conforme a los `pautados' acordados por el IFE y los programas de cinco minutos. En otras palabras, ya están totalmente normalizadas las transmisiones de esa emisora".

-¿Eso implica que las sanciones se olvidan?

-Lo que significa es que todas las sanciones tienen que ser valoradas en el procedimiento respectivo. Los procedimientos siguen, pero la transmisión de los pautados por Tv Azteca podrá convertirse en un atenuante.

Gómez Alcántar precisó que de acuerdo con el reporte del IFE, la televisora comenzó a transmitir los pautados que correspondían al día 15 de mayo, los programas de cinco minutos y la reposición de los mensajes de 20 segundos que no transmitieron el pasado 12 de marzo.