Universal
Cd. de México.- En el marco de la firma del Acuerdo Nacional por una Comunicación de Calidad, las dos principales televisoras del país demandaron ante el presidente Felipe Calderón respeto a la libertad de expresión.
Sobre el tema, el mandatario refrendó su respeto a esta garantía constitucional.

"Nuestro país vive una democracia sólida en la cual la libertad de expresión es una premisa y una realidad cotidiana. Mi gobierno tiene el firme compromiso de garantizar y promover la libertad de todas las formas de expresión de la sociedad y así lo ha hecho", afirmó el Presidente.

Ricardo Salinas Pliego, presidente del Grupo Salinas y TV Azteca, sostuvo que hay una "pretensión de los dirigentes de los tres grandes partidos (sin mencionar por su nombre a PRI, PAN y PRD) que hoy quieren poner sus reglas y su visión al resto de los ciudadanos. Esto a través de leyes que atentan contra nuestra libertad más básica, que es la de expresar nuestras ideas".

José Bastón, vicepresidente del Grupo Televisa, dijo: "Todo por la calidad, nada contra la libertad".

Salinas Pliego señaló que "no debemos permitir que las ambiciones políticas de unos cuantos echen al basurero de la historia la lucha de millones de mexicanos por conquistar la libertad de expresión, y no debemos olvidar que esta lucha ha costado muchas vidas".

Calderón dijo que los medios que utilizan bienes públicos para su difusión deben también generar, precisamente, bienes públicos, y de ahí la necesidad de su regulación por los órganos que representan a los ciudadanos.

"Por otro lado, como lo he expresado en diversas reuniones con la industria de los medios de comunicación, también estoy convencido de que los mexicanos debemos lograr un equilibrio entre la libertad de expresión y la responsabilidad en la libertad de expresión".

El respeto a la verdad, a la ley, a las instituciones de la República y los órganos que la componen, el respeto a los demás, constituyen valores que hay que aquilatar y son imprescindibles para la convivencia, expuso el Presidente de México.

Los medios electrónicos han expresado su inconformidad con las reformas a la ley de radio y televisión, y por la reforma electoral, al considerar que afectan la libertad de expresión.

Se firmó un acuerdo en pro de los niños y de los jóvenes, con énfasis en la educación, promoción y participación ciudadana, además de la autorregulación por la vía de códigos de ética.