Mayté Parro Ruiz
Monclova, Coah.- Con mil 800 trabajadores de planta y una producción diaria de 2 mil largueros para chasís de tractocamiones, la empresa Inmagusa está en peligro de cierre, al desplomarse la exportación de sus productos en Estados Unidos, principal destino, cuya economía va en descenso.
Irene Cárdenas de la Fuente, presidenta de Canacintra en la Región Centro, anunció que "encenderá una vela a la Virgencita" para que no se dé el temible cierre de Inmagusa, luego de que su propietario Gustavo Galaz Mendoza anunció que el cierre de esta empresa ubicada en el municipio de Castaños, es latente.

Inmagusa contempla a dos años aumentar en un 50% su producción de largueros y, por consecuencia, la plantilla laboral, por lo que la presidenta de Canacintra dijo que espera que, en vez de que se dé el cierre, se dé un reacomodo de personal para evitar el gran impacto que a la economía traería la desaparición de la empresa.

"Muchas de nuestras empresas hacen maquila para empresas extranjeras, sus talleres están bien calificados en el exterior y nuestros trabajos de metalmecánica son de primerísima calidad, reconocida por Estados Unidos y Canadá", informó Irene Cárdenas de la Fuente.

"Esperemos que eso no suceda porque sería de un impacto muy fuerte en nuestra región y esperamos que la economía se vuelva a reactivar nuevamente sobre todo ahora que la planta de Freightliner se está instalando en Derramadero y que es uno de los principales clientes de Inmagusa. Vamos a ponerle ganas y rezarle a la Virgencita de Guadalupe", dijo.