El Universal
Autoridades señalan que medicamentos no prescritos pueden interrumpir el tratamiento contra la influenza
Con la llegada del invierno y la anticipación de los frentes fríos se deben seguir algunas recomendaciones del cuidado a la salud durante los siguientes meses y hasta el inicio del próximo año.

A unos meses del inicio de la contingencia por el virus de la influenza AH1N1 y ante un rebrote de la epidemia, la Secretaría de Salud recomienda fortalecer la vigilancia epidemiológica, así como procurar la adecuada atención médica y el abasto de medicamentos.

Los expertos señalan que para garantizar un buen diagnóstico sobre cualquier enfermedad respiratoria es importante no automedicarse y acudir inmediatamente a un centro de salud. En caso de presentar síntomas de influenza como fiebre alta, dolor de cabeza y problemas respiratorios es recomendable acudir al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias para que se diagnostique al paciente.

La dependencia federal recuerda que los males respiratorios se pueden prevenir evitando cambios bruscos de temperatura y abrigándose en los días fríos. La Ssa ha hecho énfasis en las medidas de higiene derivadas de la epidemia de influenza como son cubrirse la boca con una bufanda para no respirar aire frío, consumir abundantes líquidos y verduras con vitaminas A y C, lavarse las manos después de entrar en contacto con objetos de uso común y procurar el estornudo de etiqueta.

En la temporada invernal los más vulnerables son los niños. La Confederación Nacional de Pediatría de México informó que el número de menores diagnosticados con enfermedades respiratorias en los últimos meses ha ido en aumento. Por ello exhortó a los padres a no automedicar a sus hijos y llevarlos a un pediatra para recibir el tratamiento adecuado.

La institución agregó que en ocasiones los padres o maestros, con buenas intenciones, dan a los niños medicinas que, consideran, podrían ser benéficas. La Confederación dijo que, por el contrario, las medicinas podrían inhibir la efectividad de fórmulas como el oseltamivir, utilizado para combatir la influenza tipo A y la común.

Aparte de estas recomendaciones, la Ssa enfatizó que se deben tomar precauciones respecto al uso de calentadores, velas o braceros para calentar las viviendas. Se debe evitar dejar estos aparatos encendidos durante la noche ya que podrían causar intoxicaciones.

De manera general la Secretaría de Salud también invita a la población a tener cuidado con los adornos e instalaciones eléctricas que pueden generar incendios durante las fiestas decembrinas.

Al respecto, la Secretaría de Protección Civil del Distrito Federal ha puesto a disposición de la ciudadanía los teléfonos 56 58 11 11 de Locatel, el 066 de Emergencias y el 56 54 32 10 del Operativo Unidad Tormenta para reportar cualquier incidente.