LA JORNADA
Aún con sus problemas y dificultades internas, México tiene la imagen internacional y las "credenciales de sobra" para ocupar un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aseveró el subsecretario de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la cancillería, Juan Manuel Gómez Robledo.
México, D. F. .- Inclusive, anunció que ya han intercambiado votos de respaldo a su candidatura con países de todas las regiones geográficas, entre los que destacan Argentina, Brasil, Chile, India, Japón, Alemania y España, para ocupar uno de sus estos asientos para el bienio 2009-2010.

Hasta el ahora, México es el único país de América Latina que ha lanzado su candidatura.

"México, como cualquier otro país tiene una serie de situaciones que pueden ser preocupantes, pero es un país con enorme fortaleza institucional, con una enorme credibilidad a nivel internacional, un gran respeto porque es un país moderno, democrático y respetuoso de los derechos humanos. En fin, creo que tenemos las credenciales de sobra para aspirar al puesto de miembro no permanente al Consejo de Seguridad", según su apreciación sobre la realidad nacional.

En conferencia de prensa, donde destacó algunos aspectos de la política exterior desarrollada por el gobierno calderonista, el funcionario subrayó que la pertenencia al Consejo de Seguridad constituye un tema de "enorme importancia" para la política exterior de cualquier país, especialmente cuando hoy en día gran parte de la agenda mundial está regida por consideraciones de seguridad en sus más amplias y variadas acepciones.

Dijo que la participación de México en los bienios 1980-1981 y 2002-2003 demostró la viabilidad de llevar una política equilibrada y coherente con los intereses de su política exterior y los propósitos y principios de la Carta de la ONU, esto a pesar de episodios difíciles de polarización internacional.

Precisó que a diferencia de hace seis años, cuando México sólo contó con ocho meses para lanzar su candidatura, México tendrá ahora un tiempo mayor para explicar a la sociedad mexicana sobre la conveniencia de participar en organismos internacionales como el Consejo de Seguridad.

De hecho, anunció que habrá una amplia campaña de difusión sobre el particular, que incluye intercambio y entrevistas con líderes de opinión pública, además de los contactos que sean necesarios con las comisiones legislativas competentes, a fin de tratar de convencer a la sociedad mexicana de que el lanzamiento de esta candidatura es una decisión correcta en la aplicación de una política internacional responsable.

Insistió que la participación en el Consejo de Seguridad daría a México no la oportunidad de reflejar no sólo el compromiso de nuestro país con la paz mundial y su disposición a incidir en decisiones sobre diversos temas de al agenda internacional, sino también la voluntad de este gobierno de utilizar la política exterior para promover la seguridad humana y el desarrollo sustentable.

Además, México tendría una activa participación en los debate s temáticos que se desarrolla al interior del Consejo de Seguridad en torno a iniciativas sobre derechos humanos, democracia, medio ambiente, refugiados, discriminación, crimen trasnacional organizado, desarme, energía y cambio climático, entre otros. Todos ellos temas vinculados con el Plan Nacional de Desarrollo y prioritarios dentro de nuestra agenda internacional.

El subsecretario, comentó que la eventual participación de México en el Consejo de Seguridad permitirá al país trabajar en pos de acciones dirigidas a enfrentar mediante la cooperación internacional y desde una perspectiva de prevención de conflicto, muchos de los males que abaten a la región y particularmente a nuestra nación, como son el lavado de dinero, corrupción, tráfico ilícito de armas y tratas de personas, entre otros.