"Bienvenida la presión, me gusta trabajar con ella", señaló el estratega en una conferencia de prensa poco después de divulgar la lista de jugadores para enfrentar en casa a los costarricenses el 28 de marzo, y visitar a los hondureños el 1 de abril.
México, D.F..- El sueco Sven-Göran Eriksson, técnico de la selección mexicana de fútbol, calificó hoy de retos difíciles los partidos de las eliminatorias del próximo Mundial contra Costa Rica y Honduras, pero mostró confianza porque sus jugadores son "muy buenos".

"Bienvenida la presión, me gusta trabajar con ella", señaló el estratega en una conferencia de prensa poco después de divulgar la lista de jugadores para enfrentar en casa a los costarricenses el 28 de marzo, y visitar a los hondureños el 1 de abril.

Al responder una interrogante acerca de si el choque con Costa Rica es el más importante, recordó que eso le preguntan antes de cada compromiso, y todos lo son.

"Comenzamos la parte final de la eliminatoria con un resultado malo al perder con Estados Unidos (2-0), y este segundo partido es muy importante. Hemos estudiado a los costarricenses, son fuertes, organizados y con buena delantera", comentó.

Eriksson se mostró de buen humor ante la prensa, que lo ha criticado con severidad por el decepcionante desempeño de la selección.

Mantuvo el suspense sobre el hombre que escogerá para pararse entre los tres palos: Oswaldo Sánchez o Guillermo Ochoa.

Aseguró que el misterio lo aclarará el día del partido.

"Es bonito el fútbol. Ahora el único que sabe quién va a jugar soy yo", dijo en broma cuando se refirió a la rivalidad entre el veterano Sánchez y el joven Ochoa, los dos mejores arqueros del país.

Aunque reiteró que está contento con los jugadores que tiene, lamentó la ausencia por suspensión durante las próximas dos jornadas del defensor Rafael Márquez, del Barcelona español.

Dijo que, pese a las críticas que ha recibido el zaguero por hacerse expulsar en el partido de la primera jornada del hexagonal final de las eliminatorias, no debe olvidarse todo lo que ha aportado el jugador a la selección.

"Márquez es siempre Márquez y su ausencia pesa, pero no podemos hacer nada", lamentó.

Para los próximos encuentros, el entrenador prescindirá del volante Antonio Naelson, brasileño nacionalizado mexicano. Dejó entrever que aunque tiene calidad, el jugador del Toluca no se adapta a su sistema.

"Hablé con él. Hoy elegí a los que creo son mejores para los partidos cercanos", aseveró.

México perdió por 2-0 con Estados Unidos el 11 de febrero en la primera jornada del hexagonal final y el 28 de marzo está obligado a vencer a Costa Rica en el estadio Azteca.

Después de ese encuentro, los mexicanos visitarán a Honduras, el 1 de abril y a El Salvador, el 6 de junio.

La primera vuelta del hexagonal final de las eliminatorias en la zona Concacaf terminará el 10 de junio con México como local de Trinidad y Tobago.

Los jugadores convocados hoy se reunirán el lunes próximo en el campamento de la selección en las afueras de la Ciudad de México.