El Universal
El diputado perredista, Alfonso Suárez del Real, secretario de la Comisión de Defensa Nacional en San Lázaro, asegura que las fuerzas armadas estadounidenses, buscan aplicar en México un programa de seguridad pública
Ciudad de México.- El diputado Alfonso Suárez del Real (PRD), secretario de la Comisión de la Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, señaló que Estados Unidos tiene la tentación militar de llevar a cabo en territorio mexicano acciones de seguridad pública, como el Plan Colombia.

A ello obedece, sin duda, dijo el legislador, "la escalada mediática de que México es un Estado fallido, de que las acciones contra el narcotráfico las hacemos mal, de que los cárteles nos sobrepasan, mientras que ellos, los Estados Unidos, son el paladín de la guerra".

El legislador perredista dijo que la visita que llevará a cabo la próxima semana el jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, el almirante Michael Mullen, tuvo como antecedente la escalada mediática adversa a México.

Recordó además que el militar estadounidense está a favor de aplicar otro plan como el que se montó en Colombia contra los narcotraficantes.

Aseguró que en México legalmente no es posible implantar un programa de intervención militar extranjera.

Alfonso Suárez del Real pidió el jueves al pleno de los diputados que se exhorte a las comisiones de Defensa Nacional y Gobernación a dictaminar una iniciativa de reformas destinada a actualizar la Ley para Conservar la Neutralidad del País, en la cual se marcaría con claridad reglas en materia de fuerzas armadas extranjeras.

La iniciativa que actualiza las disposiciones en materia de operaciones de ejércitos extranjeros, fue presentada en junio de 2008 por los diputados perredistas Javier González Garza, Pablo Trejo, Cuauhtémoc Sandoval y Alfonso Suárez del Real, quienes destacan que de hecho rescatan un proyecto que en mayo de 2003 presentó la senadora Sara Castellanos Cortés.

La Ley para Conservar la Neutralidad del País, data de 1939, y fue decretada como instrumento jurídico frente al escenario de la Segunda Guerra Mundial, y el proyecto de la senadora Sara Castellanos (PVEM), enriquecido por los diputados perredistas, pone reglas a las fuerzas armadas extranjeras, en México.

Señala que submarinos, portaaviones y buques de guerra no podrán permanecer en puertos o aguas mexicanas cuando participen en un conflicto armado. Hay igual prohibición para las naves aéreas en los límites de la jurisdicción mexicana. "Sólo por razones humanitarias", podrá operar en México, con autorización del gobierno.

Entrevistado ene l Palacio Legislativo, el diputado Adolfo Suárez del Real, dijo que la iniciativa cobra renovada vigencia, ante los empeños de traer fuerzas militares a llevar a cabo tareas de seguridad pública.

La actualización del texto de la ley, "enfatizará lo que no se va a poder llevar a cabo", y que es la intervención del Ejército de Estados Unidos en México, con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico, dijo el diputado perredista.

Recordó la visión del presidente Lázaro Cárdenas, en el sentido de que es fácil que entren cuerpos militares, lo difícil es sacarlos.

Al respecto, Suárez del Real refirió la actuación de los Marines en la selva de Colombia, desde hace más de una década, y que de paso ha demostrado que el problema de las drogas no se resuelve con la intervención militar.

Consideró el diputado y secretario de la Comisión de Defensa Nacional que los mandos militares de Estados Unidos pretenden la integración subordinada del Ejército mexicano, ya en el esquema de Comando Norte o del Plan Mérida.