Foto: Archivo
Alonso Urrutia/La Jornada
Del presupuesto, 79 por ciento se destinará al pago de la nómina institucional. El aumento en la solicitud de fondos se debe al ajuste inflacionario, argumenta el tribunal.
México.- Sin la carga del proceso electoral federal que significaron las elecciones de 2012, pero con 14 comicios locales -sólo uno para gobernador- a efectuarse el año próximo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) solicitó para el ejercicio 2013 un presupuesto de 2 mil 152 millones 408 mil pesos, lo que representa un ajuste al alza de 3.7 por ciento aspecto a lo ejercido en 2012 producto, argumenta el organismo, del ajuste inflacionario correspondiente.

"Los conceptos de gasto y las iniciativas que conforman el proyecto que se presenta, observan una política de racionalidad y disciplina presupuestaria que permite cumplir con los requerimientos indispensables para que este alto tribunal esté en posibilidades, tanto materiales como financieras, de hacer frente a las tareas sustantivas que tiene encomendadas, incluyendo el estratégico papel de este órgano jurisdiccional en la difusión o capacitación de la materia electoral, que lo obliga a mantener una estrecha colaboración con otras instituciones electorales, partidos, agrupaciones políticas, organizaciones sociales e instituciones académicas", justifica el documento del TEPJF.

Acorde con la propuesta del tribunal, 79 por ciento de los recursos solicitados se canalizarán al sostenimiento de la nómina institucional, es decir, mil 700 millones 661 mil pesos. Tal será el costo de mantener las 991 plazas permanentes y 20 de apoyo en la sala superior del TEPJF, así como las 450 distribuidas en las cinco salas regionales, para un total de mil 461.

En la petición de los magistrados para que sea aprobada por la Cámara de Diputados, se incluyen 295 millones 269 mil pesos destinados al rubro de servicios generales, 46.3 millones de pesos al rubro de materiales y suministros, 13 millones 599 mil pesos bienes materiales, inmuebles e intangibles, 3 millones transferencia, asignaciones y subsidios, así como 2.2 millones a inversión pública.

A manera de justificación de la petición de presupuesto, el TEPJF argumenta que "es esencial considerar que la función de este órgano es medible en forma cualitativa y no cuantitativa, dado que no es posible determinar con anticipación y exactitud, cuántas impugnaciones se presentarán con antelación y posterioridad a los procesos electorales que se celebrarán en el ejercicio 2013".

Añade que se tiene la obligación de resolver en tiempo y forma la totalidad de las impugnaciones recibidas. En esta lógica, el TEPJF argumenta que para evaluar el ejercicio presupuestal, se han creado cuatro programas en los que se agrupan las unidades administrativas, para poder identificar el destino del gasto por cada uno de ellos, por lo que se asignaron mil 10 millones de pesos -47 por ciento- a lo que está definido como "impartición de justicia electoral"; 532.5 millones de pesos al rubro "técnico-administrativo" (25 por ciento); 454 millones -21 por ciento- al apoyo administrativo y 155 millones a "planeación, dirección, control y evaluación".