Washington, EU.- La terapia hormonal administrada a las mujeres poco después de la menopausia puede aumentarles su interés por el sexo, pero no les mejora la memoria, informa un estudio que publicará mañana la revista Neurology.
El estudio, encabezado por Pauline Maki, profesora de psiquiatría y psicología en la Universidad de Illinois, es el más extenso llevado a cabo sobre los efectos de la terapia de hormonas e involucró a 180 mujeres con edades de 45 a 55 años que habían tenido su último período menstrual de uno a tres años antes.

A esas mujeres se les administró, al azar, un placebo o terapia de hormonas consistente de una dosis diaria de estrógeno y progesterona por cuatro meses.

Asimismo se hicieron en ellas estudios de memoria, atención, función cognitiva, estatus emocional, sexualidad y sueño.

"Si las mujeres quieren un alivio de los sofocos y transpiraciones nocturnas, que es la razón primordial por la cual las mujeres buscan tratamiento durante la menopausia, y si quieren mejorar su interés y atención sexual, entonces esa combinación puede ser la fórmula para ellas", dijo Maki.

El estudio no identificó cambios significativos en la función cognitiva que fuesen diferentes entre las mujeres que recibieron hormona y las que recibieron el placebo.

Pero las mujeres tratadas con hormonas dieron cuenta de un incremento del 32 por ciento en sus pensamientos sexuales y un 44 por ciento de aumento en el interés sexual, comparadas con las mujeres que tomaron el placebo.

El estudio mostró asimismo que las mujeres con síntomas vasomotores, como los sofocos y las transpiraciones nocturnas, mostraban una reducción de los síntomas y una mejoría en su calidad de vida durante la terapia, lo que no ocurrió con las que recibieron el placebo.