Pekín, China.- Un grupo de ocho turistas chinos y taiwaneses que se encontraba en la zona asolada por el terremoto ayer, lunes, quedó atrapado 26 horas en un teleférico de la ciudad de Dujiangyan, informó hoy la agencia estatal Xinhua.
Los ocho turistas, seis de Taiwán y dos chinos, viajaban en el teleférico al templo de Lingyan, en la ciudad mencionada, cuando se produjo el fuerte terremoto, a las 14.28 hora local (6.28 GMT), y no pudieron ser rescatados hasta las 16:15 (8:15) de hoy, según la información.

La llegada de los bomberos al lugar del suceso se vio dificultada por el fallo masivo de las telecomunicaciones que sufrió la provincia más afectada (Sichuan) y otras adyacentes.

La ciudad de Dujiangyuan, en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, fue una de las más cercanas al epicentro del seísmo (distrito de Wenchuan) y en ella se encuentra el primer ministro chino, Wen Jiabao, para coordinar las tareas de rescate.

Se ha perdido el contacto con unos dos mil turistas de la zona devastada, entre ellos 15 británicos, dos estadounidenses y un tailandés.

El terremoto, de 7,8 grados en la escala de Richter, es el peor que sufre China desde el que en 1976 causó más de 240.000 víctimas mortales en Tangshan, también con la misma intensidad.

Al menos 9.000 personas continúan atrapadas en los escombros, 26.200 resultaron heridas y 3,46 millones de viviendas quedaron destruidas, según las últimas cifras del Gobierno provincial de Sichuan.