Londres, Inglaterra.- Una testigo del accidente que costó la vida a Diana de Gales recordó hoy cómo su coche fue adelantado por una "moto grande y oscura" que viajaba a gran velocidad en dirección al túnel parisino donde se produjo, instantes antes de que muriera la princesa.
La testigo, Marine Boghen, señaló a la policía francesa que la moto que adelantó a su vehículo viajaba a una velocidad de entre 110 y 120 kilómetros por hora.

Según indicó hoy al jurado encargado de la investigación judicial sobre la muerte de lady Di, menos de un minuto después de que Boghen disminuyera la velocidad para abandonar el carril por donde iba, escuchó un ruido "fuerte" de una colisión procedente del túnel.

"Era el sonido del impacto de algo contra una pared, un ruido fuerte, lo suficiente como para que yo pudiera escucharlo", dijo la testigo en una declaración mediante videoconferencia desde París.

Sobre ese vehículo, Boghen señaló que aunque no podía dar una descripción del conductor, sí que se trataba de una "moto grande, de color oscuro. No era una Vespa, sino una moto en condiciones, y tenía maletas grandes a los lados".

La ex esposa de Carlos de Inglaterra, que viajaba en un Mercedes junto a su novio, Dodi Al Fayed, murió el 31 de agosto de 1997 cuando su coche se empotró contra un pilar de un túnel situado cerca del puente de Alma en la capital francesa.