Verónica Pesqueira/Excélsior
El propósito de The Real World es hacer un relato de la vida de ocho extraños que tienen que convivir durante cuatro meses y que tarde o temprano demostrarán quiénes realmente son.
Cancún, Quintana Roo.- Después de haber viajado por la principales ciudades de Estados Unidos y algunas capitales europeas como París y Londres, el reality show The Real Word Cancún estrenó su temporada 22 en estas paradisiacas playas para la región de Estados Unidos, la cual podrá ser vista en América Latina a partir de enero de 2010.

El programa de televisión real, producción original de MTV, ha perdurado durante 17 años convirtiéndose en la emisión propia con más tiempo al aire.

El propósito de The Real World es hacer un relato de la vida de ocho extraños que tienen que convivir durante cuatro meses y que tarde o temprano demostrarán quiénes realmente son.

"La diferencia de otras temporadas que se han hecho como Hollywood o Brooklyn, es que Cancún es un paraíso", aseguró Cristina Ferraro, quien fue la encargada del cuidado del talento participante.

Ayiiia, Bronne, C.J., Jasmine, Emilee, Jonna, Joey y Derek, cuyas edades varían entre los 21 y 24 años de edad, se reunieron en una fiesta en el Me Cancún Resort, en donde vivieron, para ser testigos de la premiere que se transmitió en Estados Unidos.

La risa y la emoción se hicieron presentes al revivir lo que las cámaras captaron entre los meses de febrero y mayo de este año en donde hubo escenas divertidas, sensuales, dramáticas, de intriga y hasta lujuriosas.

Los ocho elegidos tuvieron que dejar a sus familias, estudios o trabajo en Estados Unidos, para acoplarse en una suite en este punto turístico del Caribe mexicano. Sus actividades fueron filmadas durante las 24 horas a lo largo de su estancia.

"Creo que el atractivo es principalmente el drama. A la gente le gusta ver las cosas como son, del día a día, sin guiones, porque al público le atrae la tensión entre las personas", definió Ferraro.

Los ocho protagonistas, además de vivir juntos, tuvieron que trabajar en equipo. Su tarea consistió en orientar a los springbreakers acerca de las actividades turísticas de Cancún de manera segura, divertida y atrevida.

"Para mí el reto más difícil de estar en este reality es que nunca había estado en México, y me tuve que involucrar mucho con la gente para poder aconsejar a los jóvenes sobre los atractivos del lugar", aseguró Emilee, de 21 años. quien trabaja como mesera en un bar.

Por otra parte, Ferrara agregó que este grupo de jóvenes tuvo que acoplarse a algunas reglas como la de cumplir con su jornada laboral, para que no fueran enviados a casa.

"Todos los chicos son de personalidades diferentes y sabíamos que sería positivo para el programa. Tenían que cumplir con algunos requisitos como el del empleo, si no llevaban a cabo estos lineamientos, tenían que irse a casa", complementó.

El primer episodio relata cómo se conocen estos ocho extraños y cuentan sus historias. Ahí empezará la cuenta regresiva sobre cómo las personas poco a poco dejan de ser tolerantes y comienzan a comportarse de manera real.

The Real World Cancún es el primer programa de la serie cuyo destino se encuentra en la región de Latinoamérica y es el segundo que se realiza en las instalaciones de un resort, después de que se hiciera en Las Vegas (2002-2003).

La producción tuvo que acondicionar parte de dos pisos del hotel para construir una suite de mil metros cuadrados, para ello se tumbaron 10 habitaciones distribuidas en estas dos plantas.

La Suite Me tiene cuatro recámaras con dos camas cada una, una sala de estar, una sala de billar, cocina, jacuzzi, regaderas y baños comunes, comedor, una recámara para hacer llamadas telefónicas en privado, cuarto de servicio y terraza.

Ahora que terminaron las grabaciones del programa, se podrá reservar con una tarifa que asciende a los 15 mil dólares diarios.