LA JORNADA
México, D.F. .- Informes recabados por el Ejército Mexicano revelan que sólo en Tamaulipas el cártel del Golfo cuenta por lo menos con mil 500 casas de seguridad, desde las cuales organiza sus acciones, capacita a sus sicarios, oculta armas, cargamentos de droga, vehículos, aparatos de comunicación y documentación apócrifa de diversas corporaciones policiacas y de órganos de seguridad nacionales.
Según consta en documentos judiciales consultados en juzgados federales que han concedido recientemente órdenes de arraigo contra sicarios de Los Zetas, los órganos de inteligencia de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) elaboraron un "mapa de sitio" para ubicar en todo el estado de Tamaulipas las casas de seguridad.

La información militar fue entregada a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, de la Procuraduría General de la República (PGR), para justificar ante los jueces federales los arraigos de presuntos narcotraficantes ligados al cártel del Golfo y los cateos en los domicilios en que se ocultan los criminales.

Se trata del mismo caudal probatorio que la PGR envía a jueces de distrito con sede en Tamaulipas, los cuales han concedido en las dos semanas recientes varias órdenes de cateo en varios municipios de esa entidad.

Aunque los documentos judiciales consultados no mencionan que la Sedena esté realizando un "mapeo satelital" en otras entidades del país donde operan otros cárteles del narcotráfico, fuentes gubernamentales revelaron que se trata de una estrategia nacional, es decir, que también se está aplicando en Sinaloa, Michoacán, Baja California y en estados con fuerte presencia del narcotráfico.

Tres expedientes abiertos en los juzgados 9, 13 y 15 de distrito en materia de procesos penales en la capital del país revelan que mediante instrumentos satelitales e informes de "testigos protegidos" los militares han podido detectar los municipios, colonias y calles de Tamaulipas donde están los domicilios de los narcotraficantes.

Hay desde ranchos utilizados por los miembros del cártel del Golfo -cuyo bastión es el estado de Tamaulipas-, hasta casas de un solo nivel, o de dos pisos con amplios terrenos. También hay departamentos y hasta supuestos talleres automovilísticos u otros negocios que sirven de fachada para que los criminales guarden la droga.

Los allanamientos con orden judicial se han efectuado principalmente en los municipios de Matamoros, Miguel Alemán, Reynosa y Nuevo Laredo.

Sólo entre miércoles y jueves de la semana pasada los informes de inteligencia militar permitieron detectar en Tamaulipas 500 cajas de cartuchos de diversos calibres, 12 granadas, 29 paquetes de cocaína, 19 armas largas, 20 armas cortas y diversos aparatos de radiocomunicación.

El pasado jueves fueron decomisadas cuatro toneladas de armamento y nueve de mariguana, en el rancho El Mezquitito, en el municipio de Miguel Alemán. Durante el fin de semana continuaron los cateos. El domingo fue revisado un inmueble en Matamoros, donde las autoridades federales decomisaron casi una tonelada y media de mariguana y armas.

Ayer, mediante un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó que el inmueble ubicado en Matamoros era una casa de seguridad del cártel del Golfo.

La dependencia señaló que por medio de trabajos de inteligencia denominados Operativo Conjunto Tamaulipas -aunque no especificó qué dependencia realizó esas labores- ubicaron el domicilio en la calle Mexicali 4, esquina Costa de Oro, colonia General Pedro Moreno, donde la madrugada del domingo fueron incautados 158 paquetes y cinco bolsas que sumaban una tonelada 474 kilos 300 gramos de mariguana.

La placa y charola de la Policía de Matamoros encontradas en la acción eran apócrifas, puntualizó la SSP federal. Agregó que dentro del inmueble también fueron decomisadas una camioneta Yukón XL, 174 cartuchos calibre 5.7 milímetros, 106 calibre 9 milímetros, 54 calibre 762, 48 calibre 50, cinco calibre 38 especial, cuatro calibre 223, y dos uniformes negros con las siglas "H24".

La dependencia dio a conocer que elementos de la Policía Federal Preventiva incautaron en Durango 232 paquetes que contenían mil 160 kilogramos de marihuana.