De acuerdo con la Comisión de Defensa Nacional, encabezada por el legislador priista Ardelio Vargas, la fuerza aérea cuenta con una flota de 400 aeronaves fabricadas en Francia, Estados Unidos, Rusia, Israel, Suiza, Brasil e Italia, donde el promedio de uso de los aviones militares es de hasta 20 años. Foto Archivo
Fernando Damián y Daniel Venegas/Milenio
México, D.F. .- Con una antigüedad de entre 20 y 74 años, más de 60 por ciento de las aeronaves de la Fuerza Aérea ya rebasó su vida útil, mientras 75 por ciento del parque vehicular del Ejército mexicano acumula entre 11 y 50 años de servicio, lo cual pone en "serio riesgo" el despliegue de tropas para las operaciones de alto impacto.
Así lo advirtió la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, con base en el diagnóstico oficial, y demandó una ampliación de 4 mil 435 millones de pesos al presupuesto de las fuerzas armadas para asignarles en total 46 mil 966 millones en el ejercicio fiscal de 2010.

Según la propuesta turnada a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, el equipo de campaña y el armamento de los elementos militares también presentan un avanzado deterioro, debido al incremento de operaciones de combate contra la delincuencia organizada.

"La necesidad total de armamento no producido por la industria militar asciende a 413 mil 500 artículos; sin embargo, para 2010 se pretende cubrir la necesidad mínima de 73 mil 200", se señala en el documento.

Además, se añade, "actualmente es imprescindible cambiar los equipos de radiocomunicación Falcon I tras 15 y 18 años de operación continua, así como dotar a las Unidades de Fuerzas Especiales con equipos VHF".

De acuerdo con la Comisión de Defensa Nacional, encabezada por el legislador priista Ardelio Vargas, la fuerza aérea cuenta con una flota de 400 aeronaves fabricadas en Francia, Estados Unidos, Rusia, Israel, Suiza, Brasil e Italia, donde el promedio de uso de los aviones militares es de hasta 20 años.

Pero "en México 240 aeronaves de esa institución castrense (60 por ciento de la flota) registran un promedio de 34 años de servicio, aunque el rango va de 20 a 74 años".

Aviones viejos

En tanto, el Ejército mexicano dispone de 17 mil 735 vehículos manufacturados en Estados Unidos, Francia y México, pero 74.7 por ciento (13 mil 248) tiene una antigüedad de entre 11 y 50 años, por lo que han rebasado su vida útil.

"Los aviones Hércules C-130 representan el nervio central de las operaciones de alto impacto, tanto las estrictamente militares como las de auxilio a la población civil y, en consecuencia, requieren del estricto cumplimiento de mantenimiento mayor, conforme al tiempo calendario especificado por el fabricante", indicó la comisión legislativa.

Precisó que sólo el mantenimiento a las referidas aeronaves garantizaría el despliegue de tropas, equipos, víveres y materiales diversos para la ejecución de las operaciones de alto impacto.

La mayoría de integrantes de la comisión consideró que la sustitución del parque vehicular y de la flota aérea de las fuerzas armadas resulta indispensable "para enfrentar la moderna capacidad que en este rubro registra la delincuencia organizada y el narcotráfico".

El planteamiento de ampliación presupuestal a la Secretaría de la Defensa Nacional prevé, asimismo, más de 2 mil millones de pesos para homologar los haberes de más de 165 mil soldados de tropa con las remuneraciones de policías federales y elementos de la Agencia Federal de Investigación.

La percepción actual de cada militar es de 6 mil 974 pesos al mes, mientras la de un policía federal asciende a 8 mil 269 pesos y la de cadaagente investigador alcanza 14 mil 927 pesos.

El PT se opone a ampliación presupuestal

El legislador petista Juan Enrique Ibarra Pedroza, integrante de la Comisión de Defensa Nacional, se pronunció contra la ampliación presupuestal de 4 mil 435 millones de pesos a las fuerzas armadas por considerar que dichos fondos deberían ser destinados a sectores prioritarios como la educación superior y la investigación científica.

Consideró "improcedente" la solicitud de recursos para llevar más soldados y policías a las calles, en contraste con la millonaria reducción al gasto educativo que propuso el Ejecutivo federal en su proyecto de egresos para 2010.

Ibarra Pedroza fue el único diputado de la Comisión de Defensa Nacional que votó contra el requerimiento de recursos adicionales para el Ejército mexicano y la Fuerza Aérea.

En ese sentido, anticipó que el grupo parlamentario del Partido del Trabajo se opondrá a la ampliación durante el debate del Presupuesto de Egresos en el pleno de la Cámara de Diputados.

A su juicio, la intención de aprobar más recursos a la Secretaría de la Defensa Nacional forma parte de la "equivocada estrategia" del gobierno federal contra el narcotráfico y el crimen organizado.