Brenda Delabra
Saltillo, Coah.- Después de tres victorias consecutivas y vivir un dilema en la plantilla extranjera, el Lobo está tranquilo, pues Timothy Parham decidió seguir vistiendo los colores de Saltillo, pues el apoyo de la afición lo atrapó el domingo.
En lo que sería su juego de despedida el norteamericano Tim Parham se lució al defender su tablero, además de aportar 22 puntos para lograr el triunfo junto con sus compañeros sobre los Santos Reales de San Luis.

A pesar de llegar el domingo con su carta de liberación, tuvo una segunda oportunidad de quedarse en Saltillo o emigrar a Argentina donde tenía un favorecedor contrato, sin embargo la intensidad del juego, junto con la emanada en la tribuna, convencieron a Parham de seguir con los Lobos.

"Tim salió contento del juego, muy emocionado con la afición y sus compañeros, decidió quedarse. Llegó con sus cartas de libertad en las manos cuando salió traía un papelito, lo rompe y me dice `me quedó', sin necesidad de decirle nada; la verdad me dio bastante gusto porque es un muchacho que se entrega y es un guerrero", comentó Francisco Siller de la Fuente, vicepresidente del club.

Andrés Contreras, coach de la manada dijo después de saber la decisión del jugador, "Es buena el muchacho está aportando, tiene buena disposición y se ve contento, puede dar más".

El trago amargo de pensar en los extranjeros ya pasó y ahora la jauría se dedicará a trabajar al 100 por ciento a partir de las 9:00 horas en el Nazario Ortiz, está semana visitan a los Soles de Mexicali y a los Galgos de Tijuana.