Universal
México, D.F..- Una mujer en estado de coma tras resbalarse en su casa inundada por las lluvias, más de 5 mil personas desalojadas de sus viviendas en Los Cabos y La Paz, así como apagones, son los primeros daños ocasionados por el huracán "Henriette", de categoría 1, que ayer impactó a la península de Baja California.
La Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que en ambos municipios fueron cerradas las vías de comunicación por aire, tierra y mar hasta que pasen los efectos del vendaval. Las escuelas también permanecen cerradas en Los Cabos y La Paz.

Una mujer se ahogó en las olas el lunes frente a Cabo San Lucas.

Las intensas lluvias y vientos de 130 kilómetros por hora, con rachas de hasta 155 kilómetros, dejaron sin energía eléctrica al 90 por ciento de la población en Los Cabos, donde el fenómeno tocó tierra a las 15:30 horas, del Pacífico.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que el ojo del huracán impactó en la punta sur de la península, a 10 kilómetros al noreste de San José del Cabo.

El organismo ubica como fuerte el índice de peligrosidad del ciclón, que hasta el cierre de esta edición avanzaba a La Paz, donde tocaría tierra en las primeras horas de hoy.

Según pronósticos, el huracán ya debilitado y luego de permanecer alrededor de nueve horas en territorio sudcaliforniano, avanzará al Mar de Cortés, para entrar de nuevo a territorio mexicano entre Sonora y Sinaloa, que están en alerta. Otros estados en alerta son Tamaulipas y Nuevo León.

Ayer mismo, la Secretaría de Gobernación declaró en emergencia a los cinco municipios de Baja California Sur, con lo que se activan los recursos del Fondo de Desastres Naturales para atender a los damnificados. La declaratoria comprende los municipios de Los Cabos, La Paz, Comondú, Loreto y Mulegé.