El huracán "Félix", transformado en una peligrosa tormenta de categoría 4, avanzaba ayer por el Caribe hacia Centroamérica, donde según los meteorólogos podría tener consecuencias "potencialmente catastróficas".
San Pedro Sula, Honduras.- "Félix" tenía vientos máximos sostenidos de 230 kilómetros por hora al dirigirse hacia el oeste, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Los meteorólogos vaticinaron que castigaría a la costa de Honduras hoy, antes de azotar a Belice mañana miércoles.

Honduras emitió una alerta de huracán para varias partes del país, incluida la frontera con Nicaragua. Una advertencia de huracán estaba en efecto para otras zonas, incluidas algunas en la frontera con Guatemala.

El gobernador de la provincia hondureña de Gracias a Dios, Delton Allen, declaró a la cadena de radio local HRN que "hemos iniciado un operativo tendiente a evacuar a las personas que podrían sufrir por el huracán".

"Inicialmente han sido evacuadas 70 personas de las cercanías del Cabo de Gracias a Dios y Brus Laguna, donde impactará `Félix' hoy y son trasladadas a Puerto Lempira", dijo Allen. El Cabo de Gracias a Dios y Brus Laguna son zonas bajas y ambas están a unos 700 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

En Belice, los residentes almacenaban agua y comida, y colocaban tablas de madera sobre las ventanas para protegerlas de los vientos huracanados. Muchas personas que viven en áreas bajas se refugiaron en terrenos más elevados.

Las autoridades de emergencia de El Salvador decretaron ayer alerta amarilla -un paso antes de las evacuaciones- con la que activaron los sistemas de emergencia ante pronósticos de intensos aguaceros a partir de hoy en la noche.

En Nicaragua, el jefe de la defensa civil, coronel Mario Pérez Cassar, dijo que fue declarada emergencia amarilla en la región autónoma norte y se han activado las fuerzas de socorro en Puerto Cabezas, capital regional, 375 kilómetros al noreste del país.

En Guatemala, las autoridades dispusieron el traslado de recursos y provisiones de emergencia a las zonas norte y oeste del país.