Universal
México.- Con hombres de su entera confianza en el manejo de los recursos de Sedesol, Felipe Calderón busca reposicionar a AN en las próximas elecciones federales
El presidente Felipe Calderón puso en tres carteras prioritarias del gobierno federal a cuadros de toda su confianza que eventualmente garantizarían la operación de programas sociales, con el fin de apuntalar al PAN rumbo a las elecciones federales de 2009.

Analistas consideran que el ascenso de Germán Martínez a la dirigencia nacional del PAN y los nombramientos de Juan Camilo Mouriño en Gobernación, Ernesto Cordero en Desarrollo Social, y Dionisio Pérez-Jácome en la Subsecretaría de Egresos de Hacienda, anticipan el control político de los 12 programas sociales más importantes del gobierno federal.

Desde el 14 de noviembre del año pasado se confirmó que para 2008 la Secretaría de Desarrollo Social tendría un presupuesto de 50 mil 87 millones de pesos, 43% (unos 35 mil millones de pesos) más que lo ejercido durante 2007.

Los programas clave son Oportunidades, Liconsa, Atención a los Adultos Mayores, Jornaleros Agrícolas, Empleo Temporal, Hábitat, Corett, para regularizar lotes; Fonhapo, Inapam, y Opciones Productivas.

El analista Alberto Aziz señala que hay un planteamiento de estrategias del gobierno calderonista para 2008; buscaba un verdadero operador político en Gobernación para sacar reformas importantes, al tiempo que desde la Sedesol se operan asuntos electorales hacia 2009 y 2012.

Apunta: "Lo que podemos interpretar (con los cambios) es que la política social va a estar sujeta un poco a las directrices de la Secretaría de Hacienda... Pareciera que ese movimiento le da el giro y otro movimiento, la anterior secretaria Beatriz Zavala hacia el PAN.

"Con una especie de información privilegiada para el PAN en el proceso electoral de 2009, que es el otro asunto interesante en el que hay que tener cuidado, porque ella tiene información privilegiada que será de mucho valor en el proceso electoral. Aquí se cierra la estrategia del gobierno".

Alfonso Zárate, consultor y analista privado, dijo que hay "esa lógica en los tres cambios". Indicó que Sedesol es una dependencia con una función esencial para un país con la pobreza de México, con el propósito de aplicar una política social que atienda la pobreza extrema.

"Cuando Luis Donaldo Colosio llega a esa secretaría, se le dan mayores atribuciones e incluso se modifica la ley orgánica de la administración pública, con el fin de darle mayor jerarquía, y se le asigna el Pronasol y todo en la lógica de Carlos Salinas de construir capital político para Colosio.

"Es una secretaría que tiene un potencial, en términos políticos-electorales, muy fuerte. Mi hipótesis es que esos tres cambios operados en menos de un mes podrían tener que ver con esta lógica de analizar el deterioro del PAN en los últimos meses", detalla.

Aziz dice, a su vez, que es una estrategia para 2008 y 2009 encaminada a afianzar avances en materia de reforma legal y en procesos electorales. Indicó que se quiere sacar reformas en la primera mitad del sexenio y no perder espacios en el Congreso ante los fracasos legislativos, como ocurrió con Vicente Fox.

Subraya que el grupo compacto de Los Pinos se ha hecho cargo de áreas clave muy importantes para la estrategia del Presidente.

"Se trata de afinar la estrategia político-electoral-partidista; es un gobierno al que le gustan los mecanismos de control, donde no deja piezas sueltas. La voz la lleva Felipe Calderón, no hay otra voz que tome la batuta", puntualiza el sociólogo.

Zárate refuerza y hace notar que se debe considerar como una hipótesis que al margen de su responsabilidad que tienen los nuevos secretarios y subsecretario, con la dirección estratégica de Mouriño se trabaje con la Sedesol y otras secretarías en un contexto político-electoral.

"Una lógica que, por un lado, fortalezca la conducción de Calderón y, por el otro, posicione al PAN frente al proceso electoral de 2009, esa sería mi hipótesis... No sería sorprendente que hubiera esta orientación política con estos cambios."

Asienta que otra oportunidad de Calderón es depurar su equipo de trabajo, con el fin de lograr que salgan del gobierno federal los funcionarios identificados con la derecha, con Manuel Espino y Ramón Muñoz. "De concretarse esta hipótesis, debería revisar quiénes son los delegados más proclives a la operación política", recalca.

Según la descripción de dichos programas en el sitio web de Sedesol, Oportunidades "es un apoyo para familias en pobreza extrema y potenciar las capacidades de sus miembros con residencia rural-urbana en el que intervienen otras instituciones como Educación, Salud, IMSS y gobiernos estatales y municipales..."

Agrega: "Hay apoyos en efectivo para becas educativas, servicios de salud y complementos alimenticios para niños menores de cinco años y mujeres embarazadas; actualmente se atiende a 5 millones de familias en todo el país. La elegibilidad se hará a través de una encuesta socioeconómica individual por hogar con los criterios que emita la Comisión Nacional de Evaluación (Coneval)".

La descripción del Programa de adultos mayores de 70 años y más en zonas rurales apunta a que los apoyos mensuales serán de 500 pesos cada dos meses y sujeto a disponibilidad presupuestal, y cubrirán todo el país.

Sobre la atención a jornaleros agrícolas, se apunta: "Este programa busca mejorar las condiciones de vida y laborales de los trabajadores agrícolas, como individuos y como familias rurales, en condiciones de pobreza patrimonial, ya sean migrantes o locales y que carezcan de infraestructura y servicios básicos".

La cobertura opera en Baja California, Baja California Sur, Colima, Chihuahua, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Veracruz.

El monto federal para los proyectos será de hasta 800 mil pesos, con 25% de aporte de migrantes y 50% de gobiernos estatales y municipales, e incluso la Sedesol podrá aportar 50% cuando el proyecto lo amerite.