El Universal
Después de que el quarterback de Nueva Inglaterra se perdiera la temporada pasada por una lesión, regresará este año para llevar a los `Pats' de vuelta a los playoffs
Después de que la temporada anterior resultara fatídica para Tom Brady, quien en el primer juego ante los Jefes de Kansas City se lesionó, y para los Patriotas de Nueva Inglaterra, que a pesar de su récord de 11-5 no calificaron a playoffs, la presente campaña será de revancha para ambos.

Brady y los "Pats" llegaron a la temporada 2008-09 con el dolor de haber caído en el Super Bowl XLII por 17-14 a manos de los Gigantes de Nueva York, que, comandados por Eli Manning, terminaron con la racha de 18 victorias consecutivas de los de Nueva Inglaterra e impidieron que consumaran una campaña invicta.

Sin embargo, el dolor de los Patriotas creció al ver caer, en el primer duelo de la temporada en el Gillete Stadium, a su gran líder, quien fue derribado por el safety de los Jefes de Kansas City, Bernard Pollard, lo que le ocasionó una seria lesión en la rodilla izquierda, misma que lo alejó de los emparrillados por el resto de la campaña.

A partir de ese momento, Matt Cassel se hizo cargo de los controles del equipo y realizó una labor aceptable, al grado de terminar con una foja de 11-5, que fue insuficiente para calificar a postemporada, lo cual fue la primera ocasión desde 1990 en que un equipo que gana 11 juegos no está presente en playoffs.

Por su parte, Brady perdió una racha de 111 partidos en fila jugando, que era la cuarta mejor racha de la NFL para un quarterback, por debajo de Brett Favre, Peyton Manning y Ron Jaworski, por lo que en la temporada 2009-10 tendrán que recuperar el lugar de privilegio que se han ganado.

La fórmula Brady-Patriotas ha demostrado su efectividad, pues desde que Tom llegó a Nueva Inglaterra en el 2000, en el que fue la sexta elección del equipo en el draft y el elegido número 199 global, han ganado los Super Bowls XXXVI, XXXVIII y XXXIX.

En gran parte, la eficiencia de Brady se debe a que ha sabido ejecutar a la perfección las jugadas que manda el coach Bill Belichick, quien ha sabido explotar los talentos de Tom, que ha sido seleccionado cuatro veces al Pro Bowl, ha ganado dos distinciones de MVP en el Super Bowl y ha cosechado algunos récords, como el de más pases de anotación en una temporada con 50, además de que fue el líder en la temporada invicta (16-0).

Se cuenta en el interior de la franquicia que, cuando Brady llegó a los Patriotas de Nueva Inglaterra tras ser seleccionado en el draft, se entrevistó con el dueño del equipo, Robert K. Kraft, y le dijo: "Hola, soy Tom Brady, la mejor decisión que ha tomado este equipo". A partir de ese momento, el quarterback ha ganado 87 juegos y ha perdido 24 en temporada regular, mientras que en playoffs su récord es de 14-3.

Sin duda, Tom Brady no tiene nada que demostrar, e incluso su presencia en el Salón de la Fama parece segura, sin embargo, la siguiente campaña podría ser la de su consagración si su lesión en la rodilla izquierda ha sanado por completo y si puede concentrarse a pesar de que este añose casó con la modelo Gisele Caroline Bundchen.