El matador permanece estable y mejora progresivamente, sin embargo, se mantiene en la Unidad de Cuidados Intensivos, tras la cornada sufrida el 21 de mayo en Madrid<br>Foto: Vanguardia/ Especial
El matador permanece estable y mejora progresivamente, sin embargo, se mantiene en la Unidad de Cuidados Intensivos, tras la cornada sufrida el 21 de mayo en Madrid
El torero Julio Aparicio continúa ingresado en el Servicio de Medicina Intensiva del hospital 12 de Octubre de Madrid en estado "grave", pero "permanece estable, mejorando progresivamente" de las lesiones que le provocó la cornada recibida en el cuello cuando toreaba en las Ventas el 21 de mayo.

Aparicio, que en estos días ha sido operado dos veces, el sábado fue "liberado de la ventilación mecánica" y respira ya por sus propios medios, según indica el parte médico del hospital en el que permanece ingresado desde el día en que fue corneado por el toro.

Al torero le han realizadas dos traqueotomías. La segunda fue necesaria debido a que cuando ya se encontraba en planta sufrió la entrada de aire por la cánula donde tenía la primera, que llegó a la pleura oprimiendo los pulmones.

La cornada sufrida en la madrileña Plaza de Toros de Las Ventas produjo al matador una "herida en región submandibular con una trayectoria ascendente que penetraba en la cavidad bucal, atravesaba la lengua y alcanzaba el paladar, produciendo fractura del maxilar superior".