El Servicio Meteorológico Nacional confirmó el lunes que los daños registrados en Illinois e Indiana el domingo fueron causados por tornados.
Indiana, EU.- Fuertes tormentas, que incluyeron por lo menos tres tornados, dañaron o destruyeron viviendas en partes de la región centro occidental, y posibles lluvias torrenciales provocaban el temor de mayor desdicha en las áreas afectadas por inundaciones el año pasado.

El Servicio Meteorológico Nacional confirmó el lunes que los daños registrados en Illinois e Indiana el domingo fueron causados por tornados.

Un tornado azotó el domingo el pueblo de Columbia City, Indiana, donde tres casas rodantes fueron destruidas y otras 20 dañadas en un parque de remolques.

``Miré afuera y divisé varias cajas de leche que volaban por los aires'', comentó Don Hart. ``A continuación vi una extensa lámina de aluminio de más de 2 metros que se elevaba cerca de mi ventana'', agregó.

El servicio meteorológico agregó que dos tornados se abatieron el domingo contra el centro de Illinois. Uno dañó o destruyó unas 30 edificaciones en Laomi, dijo el alguacil del condado de Sangamon, teniente Jeff Berker, al diario The (Springfield) Journal-Register. Tres personas sufrieron heridas leves.

Otro tornado destruyó una iglesia y una granja cerca de Greenfield, Illinois, a 97 kilómetros al norte de San Luis, dijo el servicio meteorológico. Y miles de personas quedaron sin servicio eléctrico en partes de la zona central de Illinois, que abarca gran parte de la Universidad de Illinois, en Urbana-Champaign.

En el noroeste de Ohio, fuertes vientos volaron el techo de una casa, quebraron las ventanas de otra y dañaron un establo cerca de Defiance. El servicio meteorológico trataba de confirmar si se trató de un tornado, dijo el experto John Taylor el lunes.

Entretanto, Findlay, Ohio, se aprestaba para nuevas inundaciones después de otras devastadoras ocurridas el año pasado. El Río Blanchard, que atraviesa el centro de la ciudad, aumentó más de dos metros el domingo y hasta al mediodía del lunes la crecida había excedido los cuatro metros y medio.