Redacción
Torreón.-Dos agentes de la Policía Ministerial fueron asesinados la madrugada de ayer al ser blanco de un comando armado que utilizó granadas de fragmentación y fusiles de asalto. Además, ocho personas, entre ellas cuatro menores, fueron "levantadas".
Con los dos agentes asesinados suman ocho los policías muertos en la Laguna en lo que va del año. Además, dos policías estatales fueron heridos y cuatro patrullas resultaron con daños producidos por proyectiles de arma de fuego.

Jesús Torres Charles, Procurador General de Justicia en el Estado, en rueda de prensa informó que los violentos hechos se suscitaron los primeros minutos de ayer en el cruce que forman la calle Jimulco y avenida Gómez Palacio de la colonia Nueva Laguna Sur, sitio al cual acudieron los agentes debido a que de la central radio C-4 les informaron sobre la privación ilegal de la libertad de una familia.

En el enfrentamiento se utilizó al menos un artefacto explosivo que provocó la muerte de los oficiales Mario Gallardo Palacios, de 43 años, con una década de servicio en la Policía Ministerial, y Manuel Francisco González Montoya, de 37, con tres años en la corporación.

La primera víctima presentó también tres impactos de bala y el segundo diez. Otros dos agentes estatales resultaron heridos en la refriega.

Según indicó Torres Charles, fue a las 00:13 horas de ayer cuando 11 agentes ministeriales a bordo de cuatro patrullas, arribaron al sitio señalado donde fueron recibidos a tiros, lo que originó que los agentes repelieran el ataque, enfrentándose a balazos, en lo que fue la primer confrontación a tiros.

Van por refuerzos
Mientras tanto en el sitio del primer tiroteo se encontraban cinco policías ministeriales, mismos que ya eran apoyados por efectivos de la Policía Preventiva del Estado, los cuales fueron emboscados por los pistoleros que regresaron al lugar de los hechos.

Los sujetos armados iban a bordo de dos automóviles que utilizaron para huir del lugar, pero momentos después se dieron el lujo de regresar acompañados de otros sujetos en cinco vehículos más.

Algunos testigos dijeron que la zona se convirtió en un campo de guerra donde además de las armas largas, los pistoleros lanzaron dos granadas de fragmentación de las cuales sólo una se activó y cuyas esquirlas provocaron la muerte de los dos ministeriales e hirieron a policías preventivos del estado, quienes se encuentran fuera de peligro.

Jesús Torres Charles, Procurador de Justicia en el Estado, lamentó los hechos donde dos agentes de la Policía Ministerial fueron asesinados.

"En este momento lo que están viendo es un reacomodo de las fuerzas criminales que hay en este país", comentó, "una violencia que resurge en esta región del Estado provocada por los hechos que han ocurrido en Chihuahua y Sinaloa".

Para los oficiales caídos, se presentará una guardia de honor, además de que sus familias recibirán los beneficios por ley, como indemnización, seguro de vida y recibirán del Gobernador del Estado una vivienda.

Asimismo, a raíz del enfrentamiento, dijo el Procurador
que las corporaciones policiacas de los tres niveles de Gobierno efectúan una serie de operativos para ubicar a las personas privadas de su libertad, presumiéndose que dos de ellos ya se encuentran libres.

El funcionario aseguró que nuevamente Coahuila, particularmente Torreón, y Durango serán objeto de disputas por los propios grupos del crimen organizado.