Se trata de la primera de una serie de medidas de reestructuración en la compañía bajo el mando del nuevo presidente, Akio Toyoda, nieto del fundador de Toyota, que asumió el cargo en junio.
Tokio, Japón.- El primer fabricante de vehículos del mundo, Toyota Motor, canceló su alianza para la producción de motores diesel con Isuzu, que firmó en 2006, para centrarse en la producción de híbridos, informó el diario Nikkei.

Se trata de la primera de una serie de medidas de reestructuración en la compañía bajo el mando del nuevo presidente, Akio Toyoda, nieto del fundador de Toyota, que asumió el cargo en junio.

Toyota anunció el 7 de noviembre de 2006 la compra de un 5,9 por ciento del fabricante nipón de camiones Isuzu, en una alianza para la investigación tecnológica conjunta en motores diesel, pero el primer fabricante mundial ha decidido centrarse en el desarrollo de propulsiones híbridas.

Toyota proyectó construir una nueva planta en Tomakomai, Hokkaido para iniciar la fabricación de motores diesel a partir de 2012 y destinar la mayor parte de la producción al mercado europeo, donde el 60 por ciento de los vehículos son de motor diesel.

Tras abandonar su plan, Toyota prevé dedicar más recursos al mercado de vehículos híbridos, también en el viejo continente, como parte de una nueva estrategia puesta en marcha por el nuevo presidente.

La decisión llega después de que en diciembre Toyota indicara que el proyecto con Isuzu se había congelado y tras anunciar en mayo las primeras pérdidas netas anuales de su historia.

La baja rentabilidad que se esperaba del proyecto y la ausencia de signos de recuperación de la demanda global han motivado el abandono de la alianza con Isuzu.

Toyota pretende exportar el Prius y otros híbridos a Europa y competir con las novedades que preparan sus competidores europeos.

Según informaron fuentes de la compañía al diario Nikkei, el fabricante nipón considerará producir versiones de sus híbridos, como el subcompacto Auris, en Europa.

Pionero en el campo de los híbridos y responsable de la salida al mercado de este tipo de vehículo ecológico, Toyota quiere llegar a vender un millón de híbridos anuales en la década de 2010, cuando se espera que la demanda empiece a recuperarse.