El Universal
Movilizaciones registradas en Matamoros, Nuevo Laredo y el sur de la entidad.
Más de mil transportistas volvieron a tomar las calles de Nuevo Laredo y Matamoros y cerraron la carretera Tampico-Mante, para exigir al gobierno federal la disminución al precio del diesel y un reajuste al impuesto IETU.

En Matamoros mas de 70 transportistas desfilaron en sus unidades de carga pesada por las principales avenidas apostándose en el crucero de la avenida División del Norte y Acción Cívica desquiciando momentáneamente el tráfico vehicular, pero la protesta se dio en todo momento de manera pacífica y sin violencia.

El presidente de la Cámara Nacional del Auto Transporte de Carga, delegación Matamoros, José Alfredo Lartigue, señaló que las movilizaciones continuarán hasta que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público les haga caso y haga los ajustes al IETU y al precio del diesel.

En Nuevo Laredo, en punto de las 10:00 horas, los traileres salieron de las instalaciones de la Canacar, para enfilar por la avenida México rumbo al norte, ocupando sólo uno de los carriles, para evitar congestionar el tráfico.

La mayoría sólo eran los tractocamiones, pero también llevaron algunas cajas en donde colocaron mantas con las leyendas, "Disminución del 50% en peaje", "México, no debe ser el traspatio de la chatarra estadounidense, no a la importación de camiones usados", "En defensa de la economía familiar y el empleo, disminución del precio del Diesel".

En el sur de Tamaulipas, más de 800 unidades del transporte de carga iniciaron el bloqueo en la carretera Tampico-Mante a la altura del sector conocido como "El Chocolate" en el municipio de Altamira desquiciando el tráfico por más de seis horas.

El presidente de la Canacar en el sur de la entidad, Manuel Ibarra Martínez, manifestó que a pesar de las pláticas con las autoridades de Hacienda, los acuerdos no han llegado a nada, dificultando aun más la economía de los transportistas en todo el país.

Aseguró que miles de empresarios actualmente trabajan con menos de 50% de sus unidades.

Dijo que el gobierno aún se encuentra renuente en aplicar dichos reajustes en las cargas fiscales, que de todos modos y con la recesión económica que actualmente atraviesan, se encuentran obligados a pagar.

En Reynosa, la Canacar se negó a participar en la manifestación nacional, ya que de acuerdo al Delegado local Leonardo Varela Resendez, la ciudad atraviesa por un momento de tensión por los hechos violentos ocurridos la semana pasada.