El Universal
Se obtienen de estas actividades aproximadamente 32 mil millones de dólares anuales, que también impulsan el tráfico de armas y de drogas
La trata de personas, identificada como una forma de "esclavitud moderna", se convirtió en una de las principales fuentes de generación de recursos ilícitos, tan sólo rebasado por el tráfico de drogas y armas, alertó el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes Fernández.

Este es uno de los problemas más graves que existen en México en materia de derechos humanos, cuyas consecuencias son devastadoras y las redes criminales, lejos de desaparecer parecen fortalecerse al evarid la acción de la justicia, señaló el Ombusman al encabezar la instalación del Comité Regional contra la Trata Humana.

Las ganancias ilícitas que se obtienen de estas actividades se acercan a los 32 mil millones de dólares anuales que generan el tráfico de armas y de drogas, de acuerdo con un estudio previ de la CNDH.

La idea, dijo Soberanes, es lograr que este problema adquiera visibilidad ante la sociedad y lograr una mejor coordinación entre organismos civiles y las autoridades a fin de prevenir el problema, atender a las víctimas, y que se persiga a los delincuentes responsables.

Explicó que se instalarán otros nueve comités regionales en ciudades estratégicas donde la CNDH tiene presencia. Se involucrará a las autoridades de Relaciones Exteriores, Seguridad pública, turismo, trabajo, educación, salud, desarrollo social, Defensa Nacional, Marina, Procuraduría General de la República, DIF y otras, dado que la problemática está relacionada con la migración y la marginación social.

Cada comité elaborará un diagnóstico que permita identificar los factores económicos, sociales, políticos, culturales y religiosos que concurren en la trata de personas. La idea es dimensionar el fenómeno.

Ya se cuenta con una ley federal contra la trata de personas, y ahora corresponde a cada entidad y municipio hacer lo propio para acabar con las lagunas legales que impedían que estos casos se sancionaran.

Tijuana, entre las más vulnerables

Esta ciudad se encuentra entre las urbes del país que registran la peor situación en esta problemática por su condición de frontera y por ser vecina de una de las entidades con economía más poderosa, de donde proviene la mayoría de personas que buscan relaciones sexuales, advirtió la directora del Corredor Bilateral con presencia en Tijuana y San Diego, California, Marisa Ugarte.

La impunidad con que se cometen estos ilícitos, dado que en su mayoría las víctimas se encuentran entre niños y mujeres que provienen de círculos sociales marginados, así como los recursos generados, que casi alcanzan los 32 mil millones de dólares anuales que se adquieren del narcotráfico y el tráfico de drogas, explica el crecimiento de la problemática el interés que tienen las bandas criminales responsables, dijo la activista.

La Unicef señaló que en México hay de 16 mil a 20 mil niños víctimas de explotación sexual comercial, una de las formas de trata de personas.