Agencias
El magistrado Abdel Amir al Rubaie condenó a tres años de reclusión a Muntazer Zaidi, acusado de "agresión contra un jefe de Estado extranjero durante una visita oficial" y detenido desde mediados de diciembre en una prisión de la "zona verde", el sector ultraprotegido de Bagdad.
Bagdad, Irak.- Muntazer Zaidi, el periodista iraquí que se hizo famoso en todo el mundo por haber lanzado sus zapatos a la cabeza del entonces presidente estadunidense George W. Bush, fue condenado a tres años de cárcel este jueves en Bagdad por agresión a un jefe de Estado extranjero.

El magistrado Abdel Amir al Rubaie condenó a tres años de reclusión a Muntazer Zaidi, acusado de "agresión contra un jefe de Estado extranjero durante una visita oficial" y detenido desde mediados de diciembre en una prisión de la "zona verde", el sector ultraprotegido de Bagdad.

El veredicto fue leído en presencia del acusado y de sus 25 abogados, dado que la familia y los periodistas tenían el acceso prohibido a la sala.


La familia y los periodistas oyeron más tarde a los abogados, en un caos total, anunciar "cuatro años de prisión" a la salida de la sala, provocando gritos de "es un tribunal estadunidense, hijos de perra" entre la multitud.

"Fue condenado a tres años de prisión", aclaró finalmente Yahia Attabi, uno de los abogados del condenado, en un ambiente de total confusión.

El periodista, de 30 años de edad, se declaró inocente cuando por la manñana se había reanudado el juicio tras tres semanas de receso.

"Mi reacción fue natural, como la de cualquier iraquí", respondió Zaidi al juez.

Uno de los abogados anunció que recurrirán la sentencia.

El periodista, que trabaja para Baghdadiya, un canal de televisión árabe con sede en El Cairo, podía haber sido condenado a un máximo de 15 años de reclusión.



El juicio contra Muntazer Zaidi, un perfecto desconocido hasta que el 14 de diciembre le lanzó los dos zapatos a Bush durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro iraquí Nuri Maliki, comenzó el 19 de febrero pero fue aplazado debido a una controversia sobre la naturaleza de la visita del presidente estadounidense a Irak.

La defensa del periodista buscaba probar que el viaje de Bush era por sorpresa, y no "una visita oficial", para refutar el cargo contra Zaidi.

Pero en la apertura de la sesión del jueves el juez aseguró que Bush efectuaba una "visita oficial" según la información transmitida por el gobierno iraquí.

El 19 de febrero Zaidi había justificado su acto por la indignación que le provocaron las palabras del presidente estadunidense, al que calificó de "mayor responsable de los crímenes cometidos" en Irak.

"Hablaba de victorias y de éxitos (estadunidenses) en Irak pero lo que veo en materia de éxito es un millón de mártires, sangre derramada, mezquitas allanadas, iraquíes violadas e iraquíes humillados", afirmó.

Se levantó y, arrojando sus dos zapatos a Bush, que efectuaba su última visita a Irak, le gritó: "es el beso de despedida, perro".

Muntazer Zaidi afirmó que fue "golpeado y torturado con picana por un general luego del incidente".George Bush attacked by flying shoes




Zapatazo a Bush