Nueva York, EU.- Un tríptico del artista británico Francis Bacon logró un precio récord para el arte de postguerra al ser subastado el miércoles por la noche por 86,3 millones de dólares (55,7 millones de euros).
La gigantesca obra "Triptych, 1976" fue vendida a un comprador por la casa de subastas Sotheby's en Nueva York tras un apasionante duelo telefónico. El cuadro se ubica así en el sexto lugar de las pinturas más caras del mundo.

En total, la subasta de arte contemporáneo recaudó 362 millones de dólares.

El resultado se produjo un día después de otro récord, esta vez del pintor británico Lucian Freud (nieto del creador del psicoanálisis), cuya obra "Benefits Supervisor Sleeping", un desnudo de una obesa mujer, se convirtió en la más cara de un artista vivo en una subasta. El cuadro cambió de dueño por 33,6 millones de dólares.