El Universal
Tras la quinta derrota al hilo, el técnico de los universitarios explicó que no va a buscar excusas y asume la responsabilidad del mal momento de su equipo
A pesar de haber caído en el torneo por quinta ocasión en forma consecutiva, Ricardo Ferretti reconoció que no puede perder la calma, a pesar de que existe desesperación por el amargo momento que atraviesa el Campeón del futbol mexicano.

"No puedo perder la estabilidad, si llego a perderla, no tenemos aspiración de cualquier otra cosa e indudablemente quiero seguir trabajando. Es el mismo dolor, es la misma incapacidad de poder reaccionar en estos momentos tan difíciles", indicó el técnico brasileño.

Reconoció que el grado de desesperación es muy alto y esto ha derivado en que tanto jugadores como el propio técnico hayan perdido la confianza en sí mismos.

"Hay mucha desesperación, por la institución, por la afición y por nosotros mismos, la verdad hay una desesperación que esperamos poder resolver en algún partido. Falta confianza cuando no se dan los resultados, hay desatenciones que se van creando y presión que nos va agobiando y esto genera que dudemos de nosotros mismos. Ahorita, cada quien busca resolver el problema por sí solo y esto no se va a poder.

"No se ha demostrado el equipo que tuvimos el torneo pasado, el estado anímico no puede ser bueno con cinco derrotas, es ilógico que estuviéramos anímicamente en un buen estado pero tampoco es una situación que se puede decir que es lo anímico. Es un grupo de cosas: cometemos errores y después tenemos que ir en contra, antes los cometíamos y los rivales los capitalizan", señaló Ferretti.

Asumió también la responsabilidad del amargo momento que atraviesa el campeón del futbol mexicano.

"Se pueden escribir muchas cosas y todas caben, es natural. Ahorita faltan muchas cosas, y no voy a llegar aquí con ustedes a dar la cara y buscar excusas, nunca lo he hecho. En las derrotas doy la cara y obviamente que la gran responsabilidad cuando esto sucede es del entrenador", indicó.

Mostró también vergüenza por la entrega que ha tenido la afición universitaria y la poca entrega que ha demostrado su equipo en cada uno de los partidos del presente torneo.

"Tenemos una de las mejores aficiones de México en cuanto a apoyo y todo lo demás. A donde vamos, hay un grupo de apoyo hacia nosotros y es una de las cosas por la cual nos sentimos apenados por tanto apoyo y tan pocos resultados", finalizó el Tuca.