Andrea Merlos y Juan Arvizu/El Universal
A causa de candados constitucionales los diputados federales no podrían aplicar la retroactividad en el caso de los salarios de los ministros, pero sí avalaron quitarles todas las prestaciones, bonos, gratificaciones y cualquier otra entrada económica adicional a su salario mensual.
México, D.F..- Con la aprobación del nuevo dictamen por el que se regularán los salarios máximos de todos los servidores públicos, los diputados federales tumbaron todas las prestaciones de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para dejarles sólo su salario, que ya es superior al del presidente de la República.

A causa de candados constitucionales los diputados federales no podrían aplicar la retroactividad en el caso de los salarios de los ministros, pero sí avalaron quitarles todas las prestaciones, bonos, gratificaciones y cualquier otra entrada económica adicional a su salario mensual.

El mismo caso se aplicará a consejeros del IFE, al gobernador del Banco de México, a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a senadores y a los mismo diputados, quienes deberán reducir todas sus prestaciones extrasalariales para que mes con mes no ganen más que el primer mandatario.

Por ejemplo, los ministros de la Corte, según los diputados federales, tienen un salario superior a los 200 mil pesos, más bonos por otra cantidad igual. A pesar de que su salario es superior al del presidente este no se modificará, pero si se les cancelarán todas las entradas adicionales.

Los nuevos salarios, correspondientes al del Ejecutivo federal, se aplicarán a los nuevos ministros, consejeros del IFE o de cualquier cargo.

Esta modificación legal se aprobó este miércoles en la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados y el dictamen se llevará al pleno en los próximos días.