Londres, Ing.- Hasta hace algún tiempo era una herejía sugerir que el hábito de fumar contribuía con el cáncer de pulmón. Ahora, otra idea que inicialmente generó rechazo está aceptándose: los tunos laborales nocturnos podrían incrementar el riesgo de cáncer.
El mes próximo, la Agencia Internacional para Investigación sobre cáncer, el organismo de la Organización Mundial de la Salud que se encarga de los temas del cáncer, clasificará al turno de trabajo nocturno como un "probable" cancerígeno.

Eso colocará al trabajo nocturno en la misma categoría de agentes causantes de cáncer que los esteroides anabólicos, las radiaciones ultravioletas y los gases de combustión de los motores diesel.

Si se demuestra que la teoría de los turnos laborales nocturnos es verdadera, millones de personas de todo el mundo podrían resultar afectadas. Los expertos estiman que cerca del 20% de la población trabajadora de los países desarrollados labora por la noche.

Es un cambio sorpresivo para una idea que en un principio los científicos calificaron como "absurda", expresó Richard Stevens, epidemiólogo especialista en cáncer y profesor del Centro Médico de la Universidad de Connecticut.

En 1987, Stevens publicó un documento sugiriendo una relación entre la luz de la noche y el cáncer de seno.

Intentaba determinar por qué la incidencia del cáncer de seno se incrementó repentinamente a comienzos de los años 30 en las sociedades industrializadas, donde el trabajo nocturno era considerado un hito del progreso. La mayoría de los científicos quedaron desconcertados con su propuesta.

Pero en los últimos años, varios estudios han encontrado que las mujeres que trabajan durante la noche durante varios años son más propensas al cáncer de seno, y que los animales que están más tiempo despiertos en la noche tienen más tumores cancerígenos y mueren antes.

Algunos trabajos de investigación también han mostrado que los hombres que trabajan de noche tienen un porcentaje mayor de incidencia de cáncer de próstata.

Copyright c 2007 Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reimpreso, o redistribuido.