La Jornada
Toda la zona de la frontera norte, eminentemente maquiladora, opera de manera parcial; en Matamoros de 18 empresas que pidieron el apoyo federal, sólo dos lo consiguieron, indicó en entrevista con La Jornada Miguel Marón Manzur, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).
México, D.F. .- Sólo una de cada diez empresas de la transformación que solicitan apoyos federales por paros técnicos logran acceder a los recursos del gobierno, pese a que el sector ha sido uno de los más golpeados, y en lo que va del año ha perdido cerca de 47 mil empleos.

Toda la zona de la frontera norte, eminentemente maquiladora, opera de manera parcial; en Matamoros de 18 empresas que pidieron el apoyo federal, sólo dos lo consiguieron, indicó en entrevista con La Jornada Miguel Marón Manzur, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

El dirigente subrayó la necesidad de aumentar los recursos para el programa y apoyar al sector, no sólo exportador, sino el que abastece el mercado interno. Señaló que los 2 mil millones de pesos anunciados hace dos meses por el presidente de la República para el esquema de paros técnicos resultan insuficientes, cuando están en riesgo de desaparecer miles de empleos más en el sector que aporta la cuarta parte del producto interno bruto (PIB) y que desde octubre, cuando comenzó la crisis, ha perdido más de 300 mil plazas, es decir, 53.4 por ciento del total en los últimos cinco meses.

El representante industrial indicó que sólo entre 10 y 12 por ciento de las 2 mil empresas exportadoras, ubicadas la mayor parte en el norte del país, pueden acceder a los apoyos anunciados por el gobierno federal, debido a la complejidad de los requisitos. Apuntó que en el sector automotriz son 23 los establecimientos que fueron aceptados en el esquema de paros técnicos, sin embargo hay muchos más que lo quieren.

"El programa no debe limitarse a las empresas del sector exportador, pues no son las únicas que contratan empleo; es cierto que han tenido un impacto muy fuerte, pero también muchas empresas que atienden el mercado nacional tienen problemas muy severos", señaló Marón Manzur.

Explicó que el sector manufacturero es el que menor crecimiento ha tenido en los últimos años y para 2009 se advierte una disminución más importante de la que pudiera tener otro renglón de la economía.

Por ello, dijo, se requiere ampliar el programa y quitar las trabas, así como destinar más recursos, pues los 2 mil millones de pesos sólo cubrirían a 500 mil empleos, cuando los que ya se han perdido en cinco meses en el sector de la transformación suman más de 300 mil. Para este año, advirtió el representante industrial, podrían desaparecer entre 300 mil y 350 mil puestos más, a lo cual se suma a la no generación de nuevas plazas, indicó.

Pese a la afectación en este sector, el gobierno federal, a través de la subsecretaria de Economía, Lorenza Martínez, dejó en claro que el programa de paros técnicos no se ampliará debido a que los recursos son limitados, por lo que recomendó a los gobiernos estatales complementar el esquema y aportar los fondos para las empresas que se encuentran en paros técnicos, particularmente en los estados de la frontera norte.