Yannick Du Rand / El Guardián
Saltillo, Coah.- En la colonia Postal Cerritos, al oriente de la ciudad, los vecinos no tienen servicios básicos como agua, luz y drenaje, desde hace casi una década.
Tal parece que las autoridades están empeñadas en que muchas colonias de la ciudad se mantengan en situaciones que no son dignas para la gente que vive en la mejor capital de Mèxico.

Los paisajes que se ven en estas colonias son deprimentes, pues no hay servicios y mucho menos pavimentación.

Juan Carlos Almaguer Díaz vive en la calle San José de esta colonia. Llegó en 1998 y desde entonces se las ha tenido que arreglar a su modo para poder vivir lo mejor posible.

"La luz la tomo de la colonia de allá atrás, de la calle Central, por eso estamos agarrados porque nos dicen que para hacer el contrato debe ser sobre la misma acera y ni calle hay", señaló.

Y como siempre sucede, así como Juan Carlos y una gran mayoría de los habitantes de estas colonias pagan sus impuestos y los servicios brillan por su ausencia.

"Tengo nueve años pagando el predial y no veo que hagan nada. Apenas removieron la tierra para poner creo el drenaje, porque lo veo muy chico", advirtió.

Al parecer este drenaje sólo beneficiará a dos calles, y el resto seguirá en las mismas, esperando que les hagan caso.

Y no es para menos, porque siente que las cosas no son parejas, en otras colonias hay más atenciones, estando a pocos metros de la avenida Fray Landín, que va desde periférico pasando por el CRIT hasta Juan Navarro.

Almaguer Díaz y sus vecinos se sienten menospreciados de parte de las autoridades municipales, porque creen que el dinero de sus impuestos que pagan no vale.

"Jamás han venido a vernos, ni en épocas de campañas para las elecciones, no hacen su trabajo como deben y cobran su buen sueldo, de nuestros impuestos, y nosotros aguantando", apuntó.

Basura

Aunque los camiones de limpia pasan tres veces a la semana, hay varios lotes baldíos que son un auténtico basurero, acarreándoles problemas de salud a los colonos.

Según platican, los dueños deberían ir a limpiarlos o las autoridades, porque los perros arrastran la basura por todas partes, dando una peor apariencia de la dizque calle.

Además, los roedores empiezan a ser un problema más, porque se meten a sus casas y muchos tienen niños pequeños que están expuestos a una mordedura de estos animales.

Y ni qué decir cuando las lluvias fuertes hacen su aparición, baja el agua generando el lodo, trae más basura y hasta animales muertos, ocasionando pestilentes olores.

Lo rescatable de la colonia, señalaron los residentes, es que no hay pandillerismo ni inseguridad.