Universal
México.- Pieza fundamental en el esquema auriazul e ídolo en las tribunas, César Barrera se convirtió en toda una leyenda con los Pumas CU.
Pero su velocidad y elegancia de movimientos no fue el único legado que el corredor heredó a los universitarios, quienes ahora cuentan en sus filas con Jonathan Barrera, hermano de César quien también se ha convertido en el talismán felino.

La talentosa dupla no sólo comparte el apellido sino también la destreza en el emparrillado, donde el hermano menor se ha encargado de aplicar los consejos de su consanguíneo.

"Jugar en los Pumas es un honor, portar esta camiseta es defender el orgullo de la Universidad. Tanto mi hermano como yo siempre pensamos en morirnos en la raya por defender a la Universidad", dijo Jonathan, quien espera ansioso el clásico que mañana enfrentarán contra las Aguilas Blancas.

"Aquí no cuentan las estadísticas, lo que se juegan son más que dos puntos, es un partido que no se puede perder porque tenemos una gran rivalidad desde hace muchos años".

El año pasado, Jonathan no participó en el clásico pues emigró a los Auténticos Tigres, donde permaneció durante un año sin poder jugar.

"Fue un error que cometí aunque aprendí. Ahora estoy de vuelta en los Pumas, mis compañeros me recibieron muy bien y espero dar un excelente partido en el clásico", dijo.

Y aunque los Pumas llegan al tradicional encuentro con el boleto de calificación en las manos, el corredor aseguró que esto no será sinónimo de confianza excesiva en el duelo.

"Queremos seguir por el camino del triunfo. Hasta ahora llevamos buena marca y espero poder seguir aportando más puntos a mi equipo. Tengo excelentes compañeros que me apoyan en todas las jugadas", dijo.

Hasta la jornada 7, el jugador de 23 años se mantiene como líder anotador en la Conferencia de los 12 Grandes con 551 yardas obtenidas y 8 touchdowns.

Pero el protagonismo no es algo que llame la atención del jugador, quien prioriza el desempeño grupal.

"Espero escribir mi propia historia en los Pumas. Mi hermano fue muy destacado y espero que pueda hacer lo mismo en lo que me resta en el equipo", añadió Jonathan.

César Barrera, quien terminó su periodo de elegibilidad en el 2004, sumó tres victorias en sus enfrentamientos contra las Aguilas Blancas.

Jonathan pretende emular dicho resultado y, si es posible, mejorarlo.

Con el número 23 en su jersey, Barrera espera seguir siendo la bujía en la ofensiva puma.

"Me siento muy contento con lo logrado. Me he preparado desde enero en el gimnasio así como en la pista y es para lo que me mentalizo: para ser el mejor corredor y rebasar las mil yardas. Saber que lo estoy logrando me llena", culminó.