Redacción
Astrónomos de la Universidad McGill y de la Universidad Estatal de Pensilvania, usando el satélite Swift de la NASA, han descubierto lo que se cree que es la estrella de neutrones más cercana a la Tierra.
Si se confirma, también sería la octava estrella de neutrones aislada descubierta hasta ahora. A diferencia de la mayoría de las estrellas de neutrones conocidas, la variedad aislada no se ha asociado a remanentes de supernovas o a compañeras binarias, y no emite pulsaciones de radio.
Menéame

Robert Rutledge de la Universidad McGill en Montreal, Québec, Derek Fox de la Universidad Estatal de Pensilvania, y sus colegas, describen un objeto estelar apodado "Calvera", localizado en la constelación de la Osa Menor (Ursa Minor). Al principio, Rutledge le prestó atención a Calvera debido a los datos de rayos X procedentes del satélite germano-estadounidense ROSAT, que funcionó entre 1990 y 1999.

Un objeto como Calvera, que es brillante en rayos X y se torna casi imperceptible en luz visible, lo define casi con toda certeza como una estrella de neutrones, aunque sigue siendo un misterio de qué clase es. O Calvera es un ejemplo inusual de un tipo conocido de estrella de neutrones, o bien pertenece a algún nuevo tipo de estrella de neutrones, siendo en ese caso la primera de su clase.

El apodo Calvera derivó del villano de la película "Los siete magníficos", según reconoce Fox. "Las siete estrellas de neutrones aisladas previamente descubiertas se conocen colectivamente como "Los siete magníficos" y el nombre de Calvera es un poco como una broma interna por nuestra parte".

La primera vez que el grupo apuntó el telescopio espacial Swift de rayos X al objeto fue en agosto de 2006, y confirmó que la fuente todavía estaba allí y aún emitía un nivel similar de energía en el espectro de los rayos X. Observaciones posteriores con el Telescopio Gemini Norte en Hawai y con el Observatorio Espacial Chandra de rayos X de la NASA, reforzaron la interpretación de que era una estrella de neutrones.

La ubicación de Calvera (por encima del plano de nuestra galaxia, la Vía Láctea) es uno de sus misterios. Es probable que se trate del remanente de una estrella que estalló en supernova y posteriormente se apartó del disco galáctico. "La mejor conjetura es que todavía está cerca de su lugar de nacimiento y por lo tanto cerca de la Tierra", explica Rutledge. "Si esta interpretación es correcta, el objeto está a una distancia de entre 250 a 1.000 años-luz aproximadamente, lo que haría de Calvera una de las estrellas de neutrones más cercanas conocidas, si no la más cercana".

Debido a que es tan brillante y, probablemente, tan cercana a la Tierra, es un objetivo prometedor para muchos tipos de observaciones. Para aclarar los misterios que rodean a Calvera, el equipo planea observaciones adicionales con el Chandra y un radiotelescopio. La meta más inmediata es determinar si Calvera pulsa en la franja espectral de las ondas de radio y en la de los rayos X.

Calvera podría representar la punta del iceberg para estrellas de neutrones aisladas. Podría haber muchas de ellas.

Información adicional en: http://www.science.psu.edu/alert/Fox8-2007.htm