Rocio Saavedra
Kalimba cautivó a los saltillenses el viernes por la noche
Carismático, coqueto, bailador, derrochando energía y demostrando que tiene una buena voz, Kalimba deleitó a los más de 2 mil asistentes que se dieron cita el viernes por la noche en la inauguración oficial de Cinépolis Sendero.

Desde que pisó el escenario en punto de las 20:30 horas se dio a la tarea de seducir a su público con guiños de ojo, enviando besos, movimientos muy sensuales de cadera y pelvis y con un ritmo que pareciera que trajera un chip integrado.

Con un ritmo alegre y sencillo hizo un recorrido por más de una hora de sus producciones "Aerosoul" y "NegroKlaro", el publicó disfrutó de todos sus temas, 17 en total, con los que pudieron bailar, corear, gritar y deleitarse con la mezcla funk, soul y rithm and blues del cantante.

La canciones más coreadas sin duda fueron "No me Quiero Enamorar", "Sin dar Amor", "Tocando Fondo" y la más esperada y coreada al unísono, "Duele".

Con "Latin Party", "Viernes", "Walk this Way", entre otras derrochó energía en el escenario recorriéndolo de punta a punta para estar más cerca de sus fans.

El ex OV7 en todo momento interactuó con su público, los hizo cantar, aplaudir, mover las manos y gritar.

En el escenario Kalimba agradeció el cariño de los asistentes y aseguró que el grito de más de 2 mil saltillenses se escuchaba más fuerte que el de 20 mil que lo habían recibido hace un par de días en San Luis Potosí.

Felicitó a la recién inaugurada plaza e incitó a los asistentes a disfrutarla.

A las 21:50 horas Kalimba dejó el escenario con destino a la ciudad de Monterrey.

El escenario
Medía aproximadamente 20 metros de ancho y Kalimba lo recorrió de punta a punta, bailando, acompañado de sus coristas o sólo simulando que traía la guitarra en sus manos o con la guitarra, bailando con el pedestal del micrófono y con candentes movimientos de pelvis.

Kalimba

* El intérprete en todo momento sonríe y con eso se gana al público, sumando a ello el talento que tiene, ya que cantó en vivo. En todo momento estaba al pendiente de la ecualización del micrófono para que se escuchara lo mejor posible.

* Kalimba vistió pantalón negro, camisa lila a rayas blancas y cuello blanco, tirantes negros y zapatos y calcetines del mismo color. Para interpretar los primeros temas y "Duele" agregó a su atuendo un saco blanco.

* Antes del inicio del concierto la producción del espectáculo aventó 30 bolsas, los afortunados pudieron convivir un instante con el cantante y recibir su autógrafo.

* El cantante estuvo acompañado por tres coristas, un guitarrista, un bajista y el baterista.