Nueva York, NY.- Joe Torre rechazó una oferta por un año y cinco millones de dólares para dirigir a los Yanquis la próxima temporada, después de que no logró que superaran la primera ronda de playoffs por tercera ocasión consecutiva.
Torre desdeñó una oferta por una temporada, 2.5 millones menos de lo que ganó la campaña pasada.

En vez de tener que soportar la humillación de aceptar un recorte salarial y un contrato basado en el desempeño, el hombre que llevó a los Yanquis a la postemporada en los 12 años que los dirigió se fue.

Torre viajó ayer a Tampa para reunirse con la plana mayor del equipo, y poco después regresó a Nueva York.

El ahora ex manager se negó a hablar con un grupo de periodistas reunidos frente a su casa en Harrison. Su esposa, Alí, llegó unos minutos más tarde y dijo que el tiempo que pasaron en Nueva York había sido divertido."Siempre es difícil decir adios", dijo.

Torre programó una conferencia de prensa para hoy. La semana pasada indicó que podría estar interesado en dirigir a otro equipo.

El coach Don Mattingly es el candidato favorito para reemplazar a Torre, que ganó cuatro Series Mundiales con los Yanquis, pero ninguna después del 2000.

Asimismo, el locutor del equipo, Joe Girardi, quien ganó el premio al Piloto del Año con los Marlins de la Florida en el 2006, también está entre los favoritos.

También se han mencionado nombres como los del dirigente de los Cardenales de San Luis, Tony La Russa, y el de Bobby Valentine, para que ocupen el lugar de Torre.

El presidente del equipo Randy Levine dijo que Torre rechazó la propuesta durante la reunión, que duró cerca de una hora.