Redacción
La historia versa así... Un escuadrón de fuerzas militares secretas, los G. I. Joe, entran en escena para exterminar a un grupo terrorista que pretende sembrar el caos en el mundo. Formando así parte de la adaptación comercial de los muñecos de acción que muchos vimos crecer; será entonces que ¿EA y Hasbro cooperan por un mundo mejor?...
Hay que empezar mencionando que G. I. Joe se originó a partir del éxito la película de "United Artist" en 1945, y pasó a convertirse en la serie de muñecos de acción preferida de América y de medio mundo. Su franquicia, continuó expandiéndose con cientos de modelos de muñecos y hasta dio lugar a una serie de dibujos animados emitida en el plano internacional, pues, ¿Cuántas horas habrás pasado jugando con estos muñecos (primos hermanos de las Barbies para los chicos)?, que ahora Electronic Arts, Hasbro y Paramount Pictures, nos ofrecen la posibilidad de recordar nuestros viejos combates "ficticios" de la infancia, gracias a G. I. Joe Rise of Cobra; el nuevo paso de esta franquicia que se convierte en película con actores de carne y hueso, cientos de efectos especiales y en videojuego para Xbox 360, Playstation 3, Nintendo DS, Wii, PS2 y Playstation Portable.


¡G. I. Joe es todo esto y mucho más!...

El videojuego de G. I. Joe sigue los pasos de la película y se adentra en el género de la acción, donde tendrás que olvidarte de encontrar en este título un Gears of War o un God of War; G. I. Joe es más bien un "contra" desnutrido en tres dimensiones, que toma como base un estreno de cine comercial apoyado en el cambio estético de una conocida línea de juguetes.

La versión para Nintendo DS es la más similar a la serie Contra de Konami. Desde una perspectiva cenital controlamos a los personajes disparando a los enemigos que aparecen en la pantalla. Como sucede con el resto de juegos, este sistema es divertido hasta que llevas más de media hora jugando: en este preciso instante te darás cuenta de que estás matando a los mismos enemigos que hace media hora, utilizando las mismas armas y vehículos y cumpliendo objetivos similares en escenarios estéticamente diferentes, pero con estructuras parecidas.

En resumen, G. I. Joe Rise of Cobra no es una sorpresa, pues simplemente ofrece lo que se puede y debe esperar tradicionalmente de un videojuego basado en una película. No negaremos que en su apartado "jugable" apela en esencia a grandes éxitos de la acción en tercera persona; sin embargo, la propuesta de Electronic Arts cae abatida en el intento por culpa de los repetitivos objetivos de sus escenarios, de su reducida duración y de su falta de solidez, donde además el cooperativo para dos jugadores es una adicción de agradecer, pero no la solución definitiva a todos los problemas.