Washington, D.C.- Roger Clemens y su ex preparador físico Brian McNamee serán los protagonistas hoy de las audiencias del Congreso estadounidense sobre el informe Mitchell. Andy Pettitte, por su parte, se salvó de ofrecer un testimonio que podría haber afectado a su ex compañero de equipo.
"Es hora del espectáculo, ¿o no?", dijo el principal abogado de Clemens, Rusty Hardin.

Pettitte, otro ex compañero de Clemens Chuck Knoblauch y el convicto vendedor de esteroides Kirk Radomski fueron sacados de la lista de testigos.

En cambio, se sumó uno nuevo: un abogado que trabajó con el ex senador George Mitchell en la elaboración del informe sobre el uso de drogas en el beisbol de Grandes Ligas.

Sin duda la atención estará sobre Clemens, ganador de siete premios Cy Young y considerado como el mejor pitcher de su generación, y en McNamee, su ex preparador físico que alegó en el informe Mitchell que le inyectó a Clemens esteroides y hormona de crecimiento humano al menos 16 veces en 1998, 2000 y 2001. Clemens ha negado esas acusaciones.

McNamee también acusó a Pettitte de haber usado HGH, y el lanzador admitió que lo hizo en dos ocasiones en 2002 para tratar una lesión en el codo.

Antes de que Pettitte hablara bajo juramento la semana pasada con abogados del Comité de Supervisión y Reforma de Gobierno de la Cámara de Representantes, uno de los abogados de McNamee, Earl Ward, dijo que creía que el pitcher le diría al Congreso que habló sobre HGH con Clemens entre 2001 y 2002.

Aunque Pettitte fue excusado de testificar públicamente, parte de su deposición puede ser leída en voz alta en la audiencia.

El congresista republicano Tom Davis dijo en una entrevista con Newsday que la versión de Pettitte coincide en la mayoría de los detalles con la de McNamee, y que debido a ese testimonio no se requiere su presencia en la audiencia pública. "No creo que haga alguna diferencia", dijo Davis, según la revista.

Radomski, sentenciado el viernes a cinco años en libertad condicional tras declararse culpable de distribuir esteroides y de lavado de dinero, ha dicho que no tuvo contacto directo con Clemens. Knoblauch aparentemente tenía algún tipo de conocimiento. (AP)