Un empresario filipino ha unido los sabores de dos de las comunidades de inmigrantes más grandes de Los Angeles, la mexicana y la coreana, para crear los "tacos coreanos".
Los Angeles, EU.- El filipino Mark Manguera contó hoy a Efe que, una noche que salió de fiesta a celebrar la llegada de su cuñada coreana, se detuvieron frente a un carro de comidas a disfrutar de unos tacos mexicanos.

En ese momento, afirmó, se le ocurrió introducir un delicioso asado coreano dentro de un taco mexicano y ofrecerlo a los hambrientos "rumberos" de Los Angeles. Así nació Kogi BBQ.

La apuesta fusiona el aporte gastronómico de dos de las comunidades extranjeras más numerosas del área metropolitana de Los Angeles y ofrece variedades como el taco de puerco coreano y las quesadillas kimchi.

"Todos reían y me decían: 'estás loco Mark, esa es una idea loca'", dijo Manguera a Efe.

Pero él siguió adelante, consiguió un camión estilo "lonchera", como se conoce a los carros ambulantes que son toda una institución en Los Angeles, y se puso a recorrer las calles vendiendo su fusión.

Al parecer le faltaba un toque coreano al taco mexicano. De eso dan fe las largas filas que diariamente se ven en varios sectores de la ciudad, con clientes que, incluso bajo la lluvia, esperan hasta una hora para pedir.

"Está delicioso, muy diferente de lo que esperaba, pero está muy rico", dijo Gabriela después de haber probado el taco coreano.

Manguera y su grupo también han aprendido a utilizar el poder de una de las redes de contactos virtuales, "Twitter".

Los clientes reciben a través de "Twitter" las actualizaciones minuto a minuto y así pueden saber en qué esquina se encuentra a cada momento el carro de Kogi.