Orchard Park.- Al más puro estilo del viejo oeste, los Vaqueros sacaron coraje de dónde menos se esperaba y remontaron un partido de tintes épicos.
Contando con Nick Folk, ese joven pistolero, Tony Romo, al más puro estilo de Clint Eastwood, que no pierde la compostura y toda la caballería desatada; los de azul y plata se quedaron con la lustrosa piel de los Bills.

La caza del Búfalo se les complicó a los de la "estrella solitaria", que anotaron nueve puntos en los últimos 20 segundos, incluido un gol de campo de 53 yardas de Folk para rescatar un triunfo dramático por 25-24 sobre los cornudos

Y eso que le hicieron repetir la patada por un castigo.

Tony Romo, el mariscal de campo de Dallas, tiene en la perseverancia su mejor cualidad. No cayó en el desaliento pese a sufrir cuatro intercepciones en la primera mitad, incluidos dos devueltos para anotación, y gracias a su espíritu, los Vaqueros lograron la remontada increíble.

Romo, quien vio interceptados cinco envíos y soltó además un balón, condujo a Dallas (5-0) en una ofensiva de 80 yardas, y completó con Patrick Crayton un pase de 4 yardas en la zona prometida, cuando restaban 20 segundos.

Vaqueros falló la conversión de dos puntos, pues Jabari Greer despojó a Terrell Owens del ovoide en la zona de anotación.

Pero Nathan Jones recuperó una patada corta y después de dos pases completos, Folk convirtió su cuarto gol de campo, para enmudecer a la multitud que ya celebraba el triunfo, en el primer partido de lunes por la noche que alberga Buffalo (1-4) en 13 años.