SAO PAULO, Brasil.- Dos autobuses a alcohol combustible (etanol), que contaminan 90% menos que los impulsados a gasoil, circularán desde diciembre en Sao Paulo, la mayor metrópolis sudamericana, en el marco de una experiencia financiada por la Unión Europea, informó la alcaldía de la ciudad.
La experiencia -primera en las Américas del proyecto denominado Best (Bio Ethanol for Sustainable Transport) que incluye a otras ciudades de Europa y de Asia- pretende demostrar la viabilidad del etanol brasileño en el transporte público urbano, precisó la alcaldía.

Los autobuses circularán desde diciembre en una línea urbana y después serán probados en la región metropolitana.

"Es una tecnología a aplicarse experimentalmente. Sao Paulo precisa vehículos que no contaminen para mejorar la calidad de vida. Aguardaremos la evaluación para dar continuidad, o no, a este modelo", dijo el alcalde Gilberto Kassab.

Destacó que pidió "a las empresas que coloquen por lo menos 10 unidades en circulación a inicios de 2008, para que tengamos una mayor escala de evaluación de resultados".

El nuevo autobús reduce un 90% la emisión de partículas contaminantes de la atmósfera, 80% la de gases responsables del recalentamiento global, 62% la de óxidos de nitrógeno, y no emite azufre, que provoca lluvia ácida.

Otras ciudades de Europa y de Asia que participan del proyecto son Estocolmo (Suecia), Madrid y Vitoria (España) Rotterdam (Holanda), La Spezia (Italia), Somerset (Inglaterra), Nanyang (China) y Dublin (Irlanda).

El autobús a alcohol comenzó a circular en 1990 en Estocolmo, que tiene ahora una flota de 600 unidades movidas a etanol brasileño.

La coordinación del proyecto Best en Brasil, a un costo aproximado de 900.000 dólares, está cargo del Cenbio (Centro Nacional de Referencia en Biomasa) y desarrollado además por el IEE (Instituto de Eletrotécnica y Energía), y la USP (Universidad de Sao Paulo), y es promovido por la alcaldía de Estocolmo.

Sao Paulo experimentará además en 2008 el primer autobús brasileño a hidrógeno, más silencioso y menos contaminante, que tendrá 12 metros de largo, tres puertas, aire acondicionado y transitará por un corredor urbano de 33 km en la zona meropolitana.