LA JORNADA
San Luis Potosí, San Luis Potosí.- En la distribución del fondo adicional al subsidio federal ordinario 2008, por mil 150 millones de pesos, al menos 22 de las 36 universidades públicas estatales del país recibirán menos recursos, ante el nulo incremento de los fondos en comparación con 2007, reconoció la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).
En tanto, rectores de las instituciones afectadas aseguraron que al premiar el incremento en la matrícula de nuevo ingreso a licenciatura, como eje central en la distribución de los fondos extraordinarios, "se castigó a la mayoría de las que apostamos por otros rubros, como programas de calidad, formación de cuadros académicos de excelencia e incremento de catedráticos en el Sistema Nacional de Investigadores".

José Martínez Vilchis, rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), dijo que la mayoría de las instituciones "bajamos en el financiamiento, porque sólo tres o cuatro aumentaron su matrícula de nuevo ingreso", mientras que las más afectadas -insistió- fueron las universidades de Guadalajara, Veracruzana, Autónoma de Tabasco, Autónoma de Puebla, Autónoma de Sonora y la propia UAEM.

Tras clausurar los trabajos de la 31 sesión ordinaria del Consejo de Universidades Públicas e Instituciones Afines (CUPIA), Rafael López Castañares, secretario general de la ANUIES, dijo que el no haber aumentado los recursos del fondo para universidades públicas en 2008, "generó un efecto no deseado que impactó a la mayoría de las instituciones que participan en la aplicación de la llamada fórmula CUPIA".

Reconoció que si se hubieran incrementado en 55 millones de pesos (5 por ciento), "habría alcanzado para que todas las universidades recibieran lo mismo que en 2007, e incluso un poco más".

Hay que esperar la película completa: Rodolfo Tuirán

En tanto, el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, aseguró que la reducción "no fue superior a 3 o 6 por ciento, por lo que se debe esperar a tener la película completa, pues sólo se han distribuido los recursos de dos de los seis fondos extraordinarios, adicionales al financiamiento irreductible de cada una de las universidades".

Al participar en la reunión del CUPIA, a la que asistieron rectores de universidades e institutos tecnológicos de todo el país, destacó que el incremento en la matrícula fue uno de los factores "prioritarios" para la aplicación del fondo, porque mientras en el primer decil de ingreso, donde se ubica la población más pobre, sólo asiste a las aulas universitarias entre 3 y 4 por ciento de los jóvenes, en el décimo es de 60 por ciento, e insistió en que "se debe considerar de forma integral la distribución de los recursos y esperar a conocer el resultado final".

A pesar del llamado de algunos rectores para que se consideren factores adicionales a la matrícula, López Castañares destacó que por acuerdo de los integrantes del consejo, se solicitará "respetuosamente a la Secretaría de Educación Pública, o a otras instancias, que se revise este monto para ver de qué manera podemos garantizar más recursos".

Sin embargo, aceptó: "personalmente, veo muy difícil que se pueda componer, porque sabemos que fue la Cámara de Diputados la que finalmente aprobó los fondos".

Sin dar a conocer las cifras exactas en la distribución del fondo, aseguró que un acuerdo "prioritario" es la revisión de las "variables que debemos tomar en cuenta de aquí en adelante para que su distribución sea equitativa y se premie el esfuerzo que todas las instituciones han hecho para fortalecer su calidad educativa".

En tanto, Martínez Vilchis destacó que para este 2008, "quien incremente más su matrícula tendrá más recursos, aunque un sector de las instituciones cree que deberían apoyarse otros factores, como la calidad de los profesores y de los programas".

Por su parte, Candita Gil Jiménez, rectora de la Universidad Autónoma de Tabasco, destacó que si bien "todos aprobamos la aplicación de la fórmula ANUIES, hay situaciones como la que enfrentamos en el estado (inundaciones del año pasado), donde muchos de nuestros alumnos y profesores lo perdieron todo. Creemos que debieron estar en la mesa al momento de aplicar la fórmula y establecer la distribución de los recursos".