Notimex
El rector de la UNAM, José Narro, anunció que 30 instituciones abrirán lugares en el sistema abierto para cubrir necesidades.
En breve 30 universidades públicas de México ofertarán al menos 10 mil nuevas matrículas para estudiar licenciaturas a través del sistema abierto, no presencial, a distancia y en línea, anunció el rector de la UNAM, José Narro. En el marco de la creación de la Alianza para la Formación e Investigación en Infraestructura para el Desarrollo de México (FIIDEM) , subrayó que se requiere hacer un esfuerzo nacional para duplicar en el corto plazo la matrícula de educación superior.

Indicó que esta alianza, a la que convocados por la UNAM se adhirieron 48 instituciones del gobierno, empresariales, académicas y gremiales y técnicas, es una muestra de que en México existe la capacidad de ponerse de acuerdo, sumar voluntades y recursos.

Narro Robles, quien destacó que el país tiene viabilidad, dijo que se requiere pensar en la planeación del desarrollo nacional y pasar del plan a la ejecución y ligarla con los procesos formativos, los de investigación y desarrollo tecnológico.

"Necesitamos pensar en grande, romper ataduras y ver en los ejemplos del pasado cómo otras generaciones cuando se lo propusieron pensaron en grande y ejecutaron en grande lo que pensaron" , destacó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) .

El presidente de la constructora DIRAC, Luis Salazar, dijo que la alianza pretende preparar a las nuevas generaciones de ingenieros de proyecto y de construcción, para fortalecer a las empresas con actualización profesional.

También desarrollar investigación de punta para los sectores productivo y público fortalecer y actualizar las capacidades de investigación en temas relacionados con infraestructura y transferir los conocimientos y la tecnología a los sectores productivo y público.

A su vez, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Humberto Armenta, señaló que los industriales del ramo están convencidos que este es el sexenio de la infraestructura, por lo que el gremio está listo para contribuir con la Alianza.

Para su financiamiento, se propone establecer un fondo que sería administrado en un fideicomiso, pero también a través de la red de laboratorios nacionales, de proyectos de formación, investigación y desarrollo tecnológico, y de incubadoras y apoyos a empresas.

El secretario general de la UNAM, Sergio Alcocer, explicó que este es un mecanismo articulador entre gobierno, empresa, gremio y universidad que pretende recuperar y fortalecer las capacidades de la ingeniería mexicana y de las disciplinas vinculadas a la infraestructura.

"Este esfuerzo reconoce el hecho ineludible de que los sectores, aislados, y por sí solos, no podemos lograr estos objetivos" , agregó.