Barcelona.- Rafael Márquez estará un mes de baja por dolencias musculares y se convierte así en el último jugador del Barcelona en caer dentro de la enorme plaga de lesiones que afecta al equipo.
Según informaron los médicos del club español, Márquez padece "una rotura aislada del sóleo de la pierna derecha, que no afecta al gemelo".

La lesión se produjo el martes pasado durante el partido jugado ante el Stuttgart en la Liga de Campeones, finalizado con triunfo azulgrana por 2-0. Márquez fue sustituido por Carlos Puyol, que debutó esta temporada.

Sin embargo, el capitán del Barcelona tampoco pudo finalizar el encuentro al retirarse con un golpe, aunque hoy se confirmó que sólo tiene una contractura que no es grave y podrá jugar el domingo ante el Atlético de Madrid.

Cabe recordar que el argentino Gabriel Milito, otro de los centrales del equipo, no jugó en Alemania por culpa de unas molestias en el aductor de la pierna izquierda, y está pendiente de evolución para ver si puede actuar en el próximo partido.

El Barcelona atraviesa una auténtica plaga de lesiones y tiene la enfermería repleta de víctimas.

Márquez sufrió la tercera lesión muscular seria en dos semanas, después de las de Zambrotta y Touré Yaya.

El brasileño Edmilson se lesionó al final de la pasada temporada y sigue convaleciente.

Unida a las ausencias de Touré Yaya y de Rafael Márquez, el Barcelona se ha quedado sin medios centros, por lo que Frank Rijkaard, su técnico, está obligado a improvisar para los próximos partidos.

"Ya se ha abierto el debate respecto a las lesiones musculares en el Barcelona. La reflexión que se hace desde el vestuario es que hay muchos minutos por jugar y pocos cambios por hacer en cada partido. Sin embargo, algo habrá que hacer al respecto, ya que los minutos por jugar superan en mucho a los jugados, opinó el diario "Mundo Deportivo".