Por Edgar González / Vanguardia / Enviado
Guadalajara, Jal.- Para el director de la Comisión Nacional Forestal, José Cibrián Tovar, el tema del calentamiento global debe tomarse con seriedad absoluta, porque hay indicios de que algo está cambiando en el planeta, y la prueba de ellos son las inundaciones en gran parte del país y sequías que se esperan en otros sitios
La Conafor está a punto de cumplir la meta de plantar 250 millones de árboles en todo el país, le faltan 65 millones que plantarán en los próximos meses, aunque con dificultades, porque advierte que habrá más lluvias e inundaciones.

El presidente Felipe Calderón anunció la reforestación de 250 millones de árboles, es decir, una cuarta parte de la meta mundial y lo que colocaría a México como un ejemplo internacional, porque de cada cuatro árboles plantados en el mundo, uno estaría en este país.

Para Cibrián, la visita reciente de Al Gore a México en sus conferencias en Saltillo y la capital del país, lejos de politizarse o bien alarmarse, debe tomarse con mesura y tomarse en cuenta para empezar a transformar nuestra forma de vida.

Además de la campaña de reforestación, en México debe existir un programa de educación ambiental para empezar a reducir las emisiones de dióxido de carbono que están acabando con la capa de ozono y creando un efecto invernadero que hace que los polos se estén derritiendo.

La Conafor está tomando el toro por lo cuernos, aunque su mayor reforestación se está dando en áreas donde el agua abunda, se calcula que al menos el 85 por ciento de los árboles plantados crecerá.

Cibrián Tovar reconoció la labor que se hace en Coahuila, tanto por el Gobierno Estatal como por instituciones como la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro al reforestar con hijuelos y no con semilla.

La reforestación con hijuelos, árboles de corta edad, tiene mayor índice de supervivencia porque está adaptado a las condiciones climáticas y casi de suelo, por ello que es una buena medida, pues la mayor parte de la reforestación que se hace en el país es con semilla, por ello que el número de supervivencia de árboles descienda.

En contraparte a la reforestación, está el aprovechamiento de la madera, que anualmente genera un millón de empleos en todo el país, y que representa casi el 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Precisamente la Expo Forestal que se celebra en Guadalajara es para que plantaciones sean aprovechadas en Campeche, Chiapas, Oaxaca, Puebla, Tabasco y Sur de Veracruz bajo un riguroso programa sustentable.

En este año se sembraron 120 mil hectáreas de plantaciones comerciales, cifra superior a las 80 mil hectáreas que se sembraron en los seis últimos años.